La condición de Eusebio mejoró luego de sufrir un problema cardíaco, informó el martes el hospital donde está internado en Polonia.

La leyenda del fútbol portugués, de 70 años, pidió plátanos y jugo de naranja para desayunar, una señal de que está recuperando el apetito y la fuerza, dijo Stanislaw Rusek, vocero del hospital en Poznan.

Eusebio realizaría algunos ejercicios leves más tarde bajo la supervisión de un especialista, tras permanecer en cama durante los últimos días, dijo Rusek.

"Está en buen estado cardiológico, pero el estado general de su salud no es bueno, y hay que sumarle los viajes y el estrés constantes", señaló Rusek.

Indicó que Eusebio fue hospitalizado el sábado por la noche "en estado serio", pero las pruebas descartaron que haya sufrido un infarto. Sin embargo, sufría de complicaciones por tener problemas generales de salud, en parte por la larga carrera que tuvo como futbolista.

"Necesitaba descansar y eso es lo que pudo hacer en el hospital", señaló. "Hemos visto una mejoría constante en su condición, pero eso no significa que podrá levantarse de la cama y jugar al fútbol".

Los médicos le recomendaron que lleve una vida tranquila y sin estrés.

Eusebio será dado de alta el jueves y regresará a Portugal.

Esta es la cuarta vez desde diciembre que Eusebio es hospitalizado.