El volante italiano Daniele De Rossi y los zagueros Giorgio Chiellini e Ignazio Abate reciben tratamiento por sus lesiones y esperan estar recuperados para jugar el jueves contra Alemania en las semifinales de la Eurocopa.

El médico de la selección italiana, Enrico Castellacci, dijo que "los tres están mejorando y haremos todo lo posible, hasta el último minuto, para que estén disponibles".

De Rossi tiene un problema de ciática que lo obligó a salir de la cancha a los 80 minutos del partido del domingo contra Inglaterra por los cuartos de final. Italia se impuso en una definición por penales.

Abate tiene un problema muscular en la pierna izquierda y Chiellini tiene una molestia en la corva izquierda.

El reemplazo de Abate, Christian Maggio, recibió una tarjeta amarilla el domingo que lo descarta para el encuentro del jueves en Varsovia.