La liga escocesa excluyó a los Rangers del calendario de la próxima temporada debido a la deuda impaga que tiene uno de los grandes del fútbol escocés.

El secretario general de la Liga Premier escocesa Iain Blair dijo el lunes que el club quedó afuera porque se recibió una solicitud para "transferir su plaza a un equipo nuevo".

De este modo, la presencia de los Rangers en el campeonato es incierta. Si se rechazase la solicitud, "se invitaría a otro club", dijo Blair en un comunicado.

La decisión en torno a la solicitud se conocerá a mas tardar el 4 de julio.

Un consorcio encabezado por Charles Green compró el jueves pasado el club, fundado hace 140 años, dos días después de que las autoridades impositivas rechazasen un acuerdo que hubiera evitado la bancarrota del club.

Los Rangers adeudan el equivalente a 32,5 millones de dólares en impuestos, entre otras deudas.