Dirigentes olímpicos de Grecia y Serbia negaron estar vendiendo entradas a los Juegos Olímpicos de Londres en el mercado negro.

El Comité Olímpico Internacional está investigando denuncias del diario Sunday Times de Londres según las cuales dirigentes y agentes de viaje de varios países fueron pillados vendiendo entradas a diez veces su precio.

El Comité Olímpico Griego emitió un comunicado el lunes en el que niega cualquier irregularidad de parte de su presidente Spyros Capralos.

Según el Sunday Times, Capralos le dijo a periodistas encubiertos que se hacían pasar por agentes de viaje que había "movido los hilos" con el presidente del comité organizador de Londres Sebastian Coe para conseguir más entradas para agentes griegos autorizados.

El diario sostuvo que Capralos admitió que la demanda era baja y que muchas entradas habían sido vendidas afuera del país.

El comité griego dijo que la historia "no es cierta y es engañosa". Sostuvo que las palabras de Capralos, que fueron filmadas a escondidas, fueron presentadas "de forma engañosa" y "fragmental". Destacó que el comité organizador de Londres había dicho que nadie la pidió a Coe entradas adicionales.

En Belgrado, el secretario general del comité olímpico serbio Djordje Visacki también negó irregularidades. En una declaración escrita enviada a la Associated Press indicó que los comités nacionales no están a cargo de las entradas "porque la distribución está totalmente en manos de los agentes autorizados, que tienen contratos con los organizadores".