El antesalista dominicano de los Marlins de Miami, Hanley Ramírez, no juega esta noche contra los Rays de Tampa Bay debido a que recibió un pelotazo en la nariz.

Ramírez estaba practicando en la jaula de bateo cuando una pelota se impacto en su nariz, por lo que tuvo que ser enviado a revisión médica.

El piloto de los Marlins, el venezolano Ozzie Guillén, tuvo que hacer un movimiento y sustituir a Ramírez con el colombiano Donovan Solano.

Aproximadamente dos horas antes del juego, Guillén dijo que Ramírez "en estos momentos se encuentra mareado".

Pero agregó que no se trata de una condición seria y agregó que los entrenadores consideran que Ramírez "podría jugar el sábado".