El nuevo campeón del peso welter, versión Organización Mundial de Boxeo (OMB), el estadounidense Timothy Bradley Jr., que el sábado por la noche venció al filipino Manny Pacquiao por decisión dividida, sufrió la fractura del pie izquierdo durante la celebración del combate.

Mientras la polémica decisión de los jueces ha hecho que ya se hable de uno de los "robos" más descarados que se han dado en la historia del boxeo, el manejador de Bradley Jr., Can Dunkin, confirmó que el nuevo campeón sufrió la fractura del pie izquierdo y la torcedura del tobillo derecho.

Bradley Jr., que tuvo que acudir a la rueda de prensa posterior a la pelea sentado en una silla de ruedas, dijo que escuchó como algo sonó en su pie izquierdo durante el segundo asalto, pero continuó con normalidad en la pelea.

También explicó que en uno de los movimientos de piernas durante el quinto asalto se lesionó el tobillo derecho, que de acuerdo a Dunkin lo tiene inflamado.

A pesar de las lesiones, Bradley Jr., de 28 años, consiguió la polémica victoria que lo mantiene invicto con marca de 29-0 y 12 triunfos por la vía rápida.

El triunfo de Bradley Jr. le costó a Pacquiao romper una racha triunfal de 15-0 en los últimos y el título de campeón del peso welter (OMB).

El promotor de la pelea, el veterano Bob Arum, que lleva los intereses de ambos púgiles, nada más concluir la pelea dijo que "nunca me he sentido tal avergonzado del deporte del boxeo como esta noche después de escuchar la decisión de los jueces".

Arum, aunque reconoció que con la pelea revancha, que ya tienen pactada para el próximo 10 de noviembre, ganaría mucho dinero, lo que vivió con el veredicto de la pelea entre Pacquiao y Bradley Jr. era "indignante" y de consecuencias negativas para el deporte del boxeo.

A pesar de las lesiones, Bradley Jr. completó su mejor boxeo a partir de la segunda parte de la pelea y eso hizo que los jueces Duane Ford y C.J.Ross le diesen como ganador con puntuaciones de 115-113.

Mientras que el tercer juez ce la pelea, Jerry Roth dio como ganador a Pacquiao por la misma puntuación (115-113).

Las estadísticas de la pelea también encontraron a Pacquiao como el púgil que más méritos hizo sobre el cuadrilátero para conseguir el triunfo al conectar 253 golpes por 159 de Bradley Jr., que sólo en dos asaltos, de los 12 que estaban programados para la pelea, trabajó más sus manos que el excampeón filipino.

Antes que se disputase la pelea, durante la última rueda de prensa que dieron los dos púgiles, Bradley Jr. llegó con una entrada gigante en el que ponía la fecha del 10 de noviembre del 2012 como la de la revancha entre los dos púgiles porque estaba convencido que conseguiría la victoria.

Sus premonición se cumplió y Arum también corroboró que será el próximo mes de noviembre cuando Bradley Jr. y Pacquiao se enfrenten de nuevo y se espera que esta vez no elijan a los mismos jueces.