El jamaicano Usain Bolt, plusmarquista mundial y campeón olímpico de 100 metros, asegura que el nuevo modelo de tacos de salida que son utilizados en la Liga de Diamante y también lo serán en los Juegos Olímpicos de Londres, le queda pequeño.

"Los tacos han cambiado con respecto a la temporada última. Personalmente creo que habría que volver a los de antes. Son un poco cortos para mí", declaró tras conseguir en Oslo este jueves su tercera victoria de su gira europea con una marca de 9.79.

Bolt, de 1,96 metros de estatura, acostumbra a tener problemas en la salida y en los primeros apoyos, de modo que tarda un poco más que sus rivales en ponerse en acción para alcanzar su velocidad punta.

"Tengo que estar siempre calculando mis pasos porque mis pies son demasiado grandes. Lo hice en Roma y acerté, lo he hecho aquí y no ha resultado tan bien. Habría que volver a los tacos de antes para conseguir una adecuada puesta en acción", afirmó.

Bolt explicó que los tacos actuales son más cortos que los anteriores y la placa en la que los velocistas encajan sus pies son un poco más largas.

"Espero que en los Juegos Olímpicos no sean del mismo modelo que los de aquí", afirmó en alusión a los de la marca Omega que serán también los oficiales en Londres.

En la carrera de Oslo, Bolt reconoció que su compatriota Asafa Powell fue mejor que él en la primera fase de la carrera.

"Mi carrera en conjunto estuvo bien, pero mi partida no fue perfecta. Reaccioné bien (al disparo), pero desde la salida hasta los 30 metros no me encontré cómodo. Asafa alcanzó su velocidad punta antes que yo. Tuve que trabajar más para ajustar mi zancada. Lo bueno es que aún así logré adelantarlo", subrayó Bolt.