El Campeonato Iberoamericano de Atletismo arrancará el viernes con Brasil como favorito para ganar el torneo que reúne a más de 400 atletas de 25 países el fin de semana en Venezuela.

La contienda — que se escenificará en la ciudad de Barquisimeto, a unos 280 kilómetros al oeste de Caracas — será la última oportunidad que tendrán los atletas de la región para alcanzar las marcas mínimas que les permitan clasificar a los Juegos Olímpicos de Londres. Participan competidores de América, Europa y Africa.

Brasil es la delegación más nutrida con 76, seguido de Venezuela con 61 atletas, Colombia (39) y Argentina (24).

México, Cuba y República Dominicana acuden a la cita iberoamericana con 22 deportistas, Ecuador con 20, España con 16 y Puerto Rico lleva 14.

Participan también competidores de Angola, Bolivia, Chile, Costa Rica, Honduras, Guatemala, Nicaragua, El Salvador, Mozambique, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal y Uruguay. Aruba fue invitado y trae un corredor de 100 metros.

El gran ausente será el panameño Irving Saladino, quien se perfilaba como la figura de más brillo en el torneo.

Saladino, que aspira en Londres a defender el histórico oro en el salto largo que alcanzó hace cuatro años en Beijing, fue marginado en último momento debido a un tirón en la parte posterior de su pierna izquierda, confirmaron los organizadores.

La lesión es leve, pero se decidió no forzar al atleta, quien a comienzo del 2012 se sometió a una intervención quirúrgica para subsanar un desgaste de menisco y tendón de la rótula en su rodilla izquierda, que lo alejó dos meses de la pista.

Entre los atletas confirmados destaca Maurren Maggi, actual titular olímpica de salto largo, indiscutida favorita para alzarse con el oro. El grueso de los atletas brasileños ostentan marcas que les auguran ocupar los primeros lugares en numerosas finales.

Por Argentina sobresale Jennifer Dahlgren, quien figuró el año pasado décima entre las 12 finalistas del lanzamiento de martillo en el Mundial de Daegu, Corea del Sur.

En el combinado mexicano destaca Gaby Medina, semifinalista en Beijing en 400 planos. Medina participará en las pruebas de 400 y 800 metros.

El ministro de Deporte de Venezuela, Héctor Rodríguez, expresó su confianza que la delegación de su país sea uno de los animadores del torneo al contar con "un equipo de primera línea".

Destacó que solo faltará uno de los 12 clasificados para los Juegos de Londres 2012, la maratonista Yolimar Pineda, debido a que la prueba no figura en el programa del campeonato.

En la delegación venezolana destaca Eduar Villanueva, que en el 2011 se convirtió en el primer finalista venezolano en un mundial de atletismo, al terminar octavo en los 1.500.

"Esperamos dar una buena batalla y en los Iberoamericanos se podrían sumar dos o tres atletas más para las Olimpiadas", acotó.

Quince pruebas finales formaran parte de la jornada inaugural, que se celebra en el estadio Máximo Viloria de Barquisimeto.

Las finales del viernes en la rama femenina son las de lanzamiento de jabalina, 100 metros, martillo, 3.000 metros, 400 metros, salto alto, 400 con vallas y 3.000 con obstáculos.

En hombres habrá finales de salto alto, 400 metros, 400 con vallas, disco, salto largo, 100 metros y 3.000 con vallas.

La sede del torneo fue mudada a mediados de mayo por decisión de las autoridades venezolanas, bajo el argumento de que había necesidad de atender a los cientos de damnificados por las lluvias en la ciudad central de Maracay.

En ese entonces descartaron que los retrasos que se evidenciaban en las obras de reconstrucción del estadio, que originalmente albergaría el torneo, fuesen la razón de la mudanza.

El anuncio se produjo casi un mes después de que una delegación técnica de la Asociación Iberoamericana de Atletismo visitó esta nación sudamericana para evaluar los avances de las obras, que según los reportes estaban muy retrasadas, y en consecuencia había la posibilidad de que no se pudieran hacer los Iberoamericanos en Maracay.

En esa ocasión, las autoridades venezolanas ofrecieron que el estadio podría estar listo para finales de mayo y, luego de presentar un nuevo cronograma de trabajo, recibieron el visto bueno de la delegación.

El ministro Rodríguez indicó que, pese a que los trabajos en el estadio larense fueron apresurados, las condiciones de la pista "son excelentes", por lo que no debe ser un obstáculo para que los atletas alcancen buenos registros.

La pista del estadio "fue chequeada por los directivos de la Federación Internacional de Atletismo y se encuentra en perfectas condiciones", añadió.

El gobierno venezolano invirtió unos tres millones de dólares para poner a punto las instalaciones del estadio Máximo Viloria, agregó.