Los boxeadores cubanos demostraron un total dominio en la apertura del torneo internacional Giraldo Córdova Cardín, en La Habana, que se celebrará hasta el 6 de junio con una nómina de 90 púgiles en 16 equipos de 12 países, informaron hoy medios locales.

Cuba ha presentado a la competición tres equipos en los que figuran siete de sus ocho clasificados para los Juegos Olímpicos de Londres y el único ausente, por prescripción médica, es el campeón mundial de los 56 kilogramos, Lázaro Álvarez.

Por su parte, Túnez, Colombia y Turquía han inscrito tres púgiles por cada país que cuentan con boletos a los Juegos Olímpicos.

En la primera jornada del torneo celebrada en la noche del viernes, el favorito cubano Julio César la Cruz debutó con victoria de 18-6 sobre el subcampeón panamericano en Río de Janeiro 2007, Yusiel Nápoles, también de la isla.

Otro local, el medallista olímpico de bronce Roniel Iglesias, superó 24-7 a su compatriota Raidel Olivares en el polideportivo "Ramón Fonst" de La Habana.

El venezolano Ronald Chacón perdió con conteo 30-9 ante el minimosca Yosbany Veitía, campeón panamericano en Guadalajara 2011 y quien será uno de los representantes de Cuba en Londres.

A las victorias de la isla se sumó la del supercompleto Erislandy Savón, quien venció 51-15 al medallista de bronce mundial tunecino Trabelsi Aymen.

Además, el ligero welter cubano Richard Poll derrotó 23-18 al venezolano Johan González.

La mayor porfía del torneo se vaticina en los 81 kilogramos, apartado en el que aparecen cuatro contendientes con plazas para la competencia olímpica este verano.

Se trata del colombiano Jeisson Monroy, el tunecino Elmekacheri Yahia, el jordano Ihab Al Matbouli y el campeón mundial cubano Julio César la Cruz.