Las tiendas de Estados Unidos empezaron a ofrecer hace unos meses diminutos paquetes de detergente de lavandería como alternativa a las botellas abultadas y los consecuentes derrames, pero médicos en todo el país reportan que muchos niños están confundiendo los paquetitos multicoloridos con caramelos y se los están tragando.

Casi 250 casos se han reportado este año a los centros de control de intoxicaciones. Aunque la cifra es una ínfima porción de las miles de llamadas por envenenamiento recibidas cada año, los médicos están preocupados.

Los síntomas que han visto en conexión con la ingestión de los paquetes — como náusea y problemas respiratorios — son más graves que los típicos de intoxicación con detergente. No se han reportado muertes.

"No estamos seguros de qué está sucediendo", dijo el doctor Kurt Kleinschmidt, un toxicólogo que trabaja en Dallas y es profesor de la Universidad de Texas. "Pero claramente hemos tenido a algunos niños que se han enfermado considerablemente. Consideramos esos paquetes más peligrosos que el detergente habitual".

Tide, Purex y otros productores lanzaron diversas versiones de los paquetes a inicios del año. Los pequeños paquetes plásticos contienen una sola porción detergente que se disuelve en agua. Están diseñados para ser usados en la lavadora en lugar de detergente líquido o en polvo.

Varios centros de control comenzaron a recibir llamadas de padres acerca de los paquetes en marzo y abril, poco después de que fueron introducidos en pleno. Texas reportó 71 casos este año, casi todos de marzo en adelante. Misurí reportó 25 casos e Illinois 26.

"Los paquetes de Tide son de un rojo y un azul brillantes, muy similares a caramelos", dijo Julie Weber, directora del Centro de Control de Intoxicaciones de Misurí en San Luis.

Paul Fox, portavoz de Procter & Gamble, compañía matriz de Tide, dijo que todos los productos de limpieza deber ser manipulados con cuidado. Agregó que Tide estaba trabajando con los centros de control y otros grupos para asegurarse que los padres sepan más de los riesgos.