No hubo una victoria para la historia. Ni para los de avanzada edad.

A sus 49 años, Jamie Moyer fracasó el jueves en su segundo intento por convertirse en el pitcher de mayor edad en ganar un partido de Grandes Ligas, cuando Madison Bumgarner lanzó pelota sin hits hasta el sexto episodio en el triunfo de los Gigantes de San Francisco por 4-2 sobre los Rockies de Colorado.

El intento de Moyer de hacer historia no sólo fue obstaculizado por Bumgarner, otro zurdo que es de diversas formas una versión más joven de Moyer, sino también por su compañero Dexter Fowler, cuyo error en el sexto inning en un elevado de rutina al jardín central derivó en dos carreras sucias.

Los Rockies cometieron dos errores y eso conspiró en contra Moyer, que se apoya en su defensa y en engañar a los bateadores, no en enviarles rectas de humo.

"Sí, eso es lo que él hace", dijo su compañero Jason Giambi. "Hace que los señores pongan la pelota en juego y uno tiene que sacar outs. Y uno no puede cometer esos pequeños errores, porque él no es un pitcher que recete ponches. Uno no puede pedirle que haga más y más lanzamientos".

Moyer (0-2) toleró cuatro carreras, dos de ellas limpias, y ocho imparables en poco más de cinco entradas. Regaló una base por bolas, ponchó a tres y golpeó a un bateador antes de dejar la loma en la sexta entrada mientras el público lo ovacionaba de pie.

"Hizo un trabajo sobresaliente", agregó Giambi. "Uno no puede pedir más de las dos aperturas que ha hecho para nosotros. Simplemente es desafortunado que hayamos cometido un error aquí y allá o que no hayamos pegado el gran hit para ayudarlo a salir adelante y obtener ese primer triunfo".

Bumgarner (1-1), de 22 años, que ni siquiera había nacido cuando Moyer debutó en las mayores en 1986, asfixió a una alineación de los Rockies que produjo 17 carreras y 22 hits la noche anterior. Regaló dos bases por bolas y ponchó a dos al permitir cuatro imparables aislados en algo más de siete innings.

"Fue bastante agradable poder lanzar contra él", dijo Bumgarner. "Puedo ver por qué todavía tiene éxito. Es difícil batearle".

Moyer se convirtió en el pitcher de más edad en hacer varias aperturas en una campaña, pero lo que realmente desea es obtener ese primer triunfo desde 2010 con Filadelfia. No pudo jugar la temporada pasada después de que lo operaron del codo izquierdo para reemplazarle un ligamento.

"Hice demasiados lanzamientos al principio del partido", señaló Moyer. "Hice muchos lanzamientos buenos cuando lo necesité".

En otros resultados de la Liga Nacional: Washington 3, Cincinnati 2 en 10 innings; Cachorros 8, Milwaukee 0; Filadelfia 3, Miami 1; San Francisco 4, Colorado 2; Arizona 3, San Diego 1, y L.A. Dodgers 3, Pittsburgh.

Y en la Liga Americana: Detroit 7, Tampa Bay 2; Minnesota 10, Angelinos 9; y Texas 5, Seattle 3.