Rafael Nadal y Novak Djokovic jugarán un partido de exhibición en el estadio Santiago Bernabéu del Real Madrid, al que esperan convocar a 80.000 personas.

El Madrid anunció el martes en su portal de internet que los dos primeros del ranking mundial se enfrentarán el 14 de julio, y el dinero recaudado será donado a las fundaciones de caridad de Nadal.

El anuncio no señala en qué superficie se disputará el encuentro.