El belga Tom Boonen dominó el sprint final para llevarse el lunes la victoria en la segunda etapa de la carrera París-Niza de ciclismo, en la que el británico Bradley Wiggins se apoderó del liderato general.

Boonen, de 31 años, consiguió su centésima victoria individual de etapa tras vencer en el embalaje final al español José Joaquín Rojas y al alemán John Degenkolb, segundo y tercero, respectivamente.

Al término de una etapa de viento y lluvia, el corredor del equipo Quick Step cruzó la meta con un tiempo de 4 horas, 22 minutos y 15 segundos tras cubrir un tramo plano de 185,5 kilómetros (115 millas) entre Mantes la Jolie y Orleans

Wiggins, uno de los favoritos al título, le quitó el liderato general a Gustav Larsson al dejar atrás al sueco al formar parte de un grupo de 30 corredores que se escapó del pelotón principal en el punto medio de la etapa.

Wiggins (Sky Team) le saca seis segundos de ventaja a su escolta inmediato, el estadounidense Levi Leipheimer (Quick Step).

La tercera etapa el martes tendrá una distancia de 194 kilómetros entre Vierzon y Le Lac de Vassiviere en el centro de Francia. Incluye dos puertos de montaña de tercera categoría. La carrera concluirá el domingo.