Franck Ribery dice que estaría feliz si puede terminar su carrera con el Bayern Munich.

El extremo francés ha sido vital para que el Bayern siga en carrera por el título de la Bundesliga. Ha anotado 10 goles en 22 partidos, a uno de alcanzar su máxima cosecha en el campeonato alemán de fútbol.

Convocado para el amistoso contra Alemania el miércoles en Bremen, Ribery dijo a la revista France Football que no tiene interés en irse a otro club.

"Estoy por cumplir 29 años y tengo un contrato que vence en 2015. ¿Por qué no quedarme? Ni pienso en irme", dijo Ribery. "Mi esposa e hijos están felices en Munich. Acabamos de comprarnos una linda casa. Llevo cinco temporadas con el Bayern. Tengo muy buenos amigos como (el defensor) Daniel (van Buyten). Este club es como mi segunda familia, mi familia deportiva".

Ribery no tardó en convertirse en ídolo de la afición del Bayern tras llegar procedente del Olympique de Marsella hace cuatro temporadas.

"Me tienen mucho cariño. Estoy feliz con el Bayern, en Alemania", dijo Ribery. "La próxima final de la Liga de Campeones es en el Allianz Arena ... Espero que 2012 sea un año fabuloso".

Bayern se encuentra cuatro puntos detrás de Borussia Dortmund en la Bundesliga, y la semana pasada perdió 1-0 ante el Basilea suizo en la ida por los octavos de final de la Liga de Campeones.