Kevin Love, de Minnesota, ganó el sábado la competencia de tiros de tres puntos mientras Tony Parker, de San Antonio, venció en la prueba de habilidades y Jeremy Evans, de Utah, se impuso en las volcadas durante los festejos que anteceden al Juego de Estrellas de la NBA.

Love fue consistente durante la competición, pero tuvo que sobrevivir a un desempate en la primera ronda y debió sudar para superar los últimos lanzamientos de Kevin Durant, de Oklahoma City, y llevarse la victoria por 17-14 en la final.

En la primera ronda, Love empató en el tercer lugar con 18, junto con Mario Chalmers, de Miami, pero lo derrotó por 5-4 en el desempate. El campeón defensor James Jones encabezó a todos los competidores en la vuelta inicial con 22, seguido por Durant con 20.

Love y Durant tuvieron ambos 16 en la segunda ronda y avanzaron a la final, mientras Jones consiguió 12.

Parker fue el único de seis participantes que hizo el recorrido en menos de 30 segundos en la primera vuelta (29,2) y su tiempo de 32,8 en la última ronda en la prueba de los obstáculos superó los 34,6 de Rajon Rondo de Boston y los 41,4 de Deron Williams, de Nueva Jersey.

Williams ganó la competencia en 2008, en la cual los competidores deben eludir varias figuras, lanzar el balón al centro de una llanta colocada verticalmente y encestar una volcada.

En otro evento, el Equipo de Nueva York — formado por ex astro de los Knicks Allan Houston, el actual base de los Knicks Landry Fields y Cappie Pondexter de Liberty de Nueva York en la liga femenina — ganaron la prueba de tiro, con lanzamientos desde todas las posiciones.

Evans, quien ingresó a la competición de las volcadas en sustitución del base lesionado Iman Shumpert de Nueva York, ganó con el 29% de los tres millones de votos enviados por los aficionados en mensajes de texto.

Este fue el primer año en que los aficionados tuvieron el control total de la votación, un giro relevante respecto a las competencias anteriores.

Evans consiguió la victoria sobre Chase Budinger de Houston, Paul George de Indiana y Derrick Williams de Minnesota.

Evans sumió la pelota en el aro con una cámara en la cabeza, clavó dos balones al saltar sobre un compañero sentado y luego vistió una camiseta de Karl Malone para volcar la pelota sobre el comediante Kevin Hart ataviado como cartero.

La competencia de este año constó de tres rondas, pero los cuatro participantes tuvieron sólo dos minutos por vuelta para completar una volcada.