El presidente de la federación alemana de fútbol exhortó a los jugadores gays a que salgan del clóset.

Theo Zwanziger, quien abandonará el cargo en marzo, pidió a los futbolistas gays que "tengan el valor para salir del clóset", aunque reconoció que probablemente es difícil que un jugador le reconozca su homosexualidad a su equipo.

Zwanziger puso el ejemplo del alcalde de Berlín, Klaus Wowereit, quien salió del clóset hace dos años.

Zwanziger habló en un foro sobre el tema organizado por la federación, y opinó que la sociedad es más abierta que hace unos años para aceptar la homosexualidad de cualquier futbolista.

Sin embargo, el capitán de la selección alemana, Philipp Lahm, declaró que la sociedad no está lista para aceptar que algunas estrellas del fútbol podrían ser homosexuales.

"El fútbol es como los gladiadores de antes", expresó Lahm en una entrevista publicada el lunes. "Sin duda los políticos pueden salir del clóset hoy en día, pero no tienen que jugar cada semana frente a 60.000 personas".

"No creo que la sociedad esté tan avanzada como para aceptar a los futbolistas homosexuales como algo normal como en otros ámbitos".

Zwanziger dijo que Lahm es una persona tolerante y señaló que "si así es como él ve la situación, no lo voy a criticar".

Ningún deportista profesional en Alemania ha aceptado públicamente su homosexualidad.