El mariscal de campo Tom Brady completó seis pases de anotación para liderar el ataque demoledor de los Patriots de Nueva Inglaterra que vencieron por paliza de 45-10 a los Broncos de Denver en el partido de la serie divisional de la Conferencia Americana (AFC).

La victoria permitió a los Patriots (14-3) volver a luchar por el título de la AFC y el próximo domingo tendrá como rival al ganador del partido que mañana disputan los Ravens de Baltimore frente a los Texans de Houston.

Brady, que estableció una nueva marca en partidos de la fase final en la historia de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), dominó de principio a fin el partido en el que no sólo le dio el triunfo a los Patriots sino que además acabo con el "fenómeno" de Tim Tebow, el mariscal de campo cristiano, de los Broncos.

El estelar de los Patriots logró cinco pases de touchdown en la primera mitad del duelo, y la defensa del equipo de Nueva Inglaterra, que jugó su mejor partido de toda la temporada, destrozaron por completo a la línea de protección de los Broncos para "ridiculizar" todo el tiempo a Tebow, que mostró todas las graves carencias que tiene como "quarterback".

Esta vez no hubo ni "Tebow Time" ni exhibición del mariscal de campo con su rodilla en el suelo para simbolizar sus creencias religiosas, sino todo lo contrario se pasó la mayoría del tiempo por los suelos al ser derribado cinco veces por la defensa de los Patriots.

La defensa de los Patriots, que durante la temporada regular ocupó el puesto 31 de la NFL, la segunda peor de la liga, esta vez se creció ante los Broncos para hacer una labor brillante y decisiva.

Los Patriots, que en la temporada regular ya ganaron por paliza de 41-23 a los Broncos, esta vez lo hicieron todavía mejor y dejaron en evidencia el poco nivel de juego que tienen los Broncos, que llegaron a la serie de divisional después de ganar de forma sorpresiva a los Steelers de Pittsburgh ( 29-23) en la prórroga.

El equipo de Nueva Inglaterra detuvo una racha de tres derrotas seguidas en partido de fase final, y puso a los Patriots cerca de un viaje a su quinta aparición en un Super Bowl en 11 temporadas, de los cuales han ganado en tres ocasiones.

Brady completó 26 de 34 pases para 363 yardas, con seis pases de touchdwon y una interceptación, para ser la mejor producción que ha tenido como profesional en la fase final de la NFL y dejar en 137,6 su índice pasador.

El tight end Rob Gronkowski fue el objetivo perfecto que tuvo Brady en el ataque de los Patriots al capturar 10 pases para avance de 145 yardas y tres fueron de anotación, para empatar marca de la fase final de la NFL.

El mediático mariscal de campo de los Broncos, Tebow, falló por completo en su juego y mostró todas las carencias, incluida la falta de algunos conocimientos de los fundamentos del fútbol americano.

Tebow, que consiguió la titularidad con los Broncos cuando el equipo tenía registro de 1-4, pudo llevarlos hasta la segunda etapa final, pero Brady y la defensa de los Patriots le impidió ampliar su protagonismo.

El mariscal de campo titular de los Broncos completó 9 de 26 pases para 136 yardas, no hizo ningún envío de anotación y su mejor acierto fue que tampoco le interceptaron ningún balón para dejar en sólo 52,7 su índice pasador.

Tampoco surgió la figura del receptor abierto Demaryius Thomas, que capturó el pase decisivo de 80 yardas de Tebow en el tiempo extra ante los Steelers y el "milagro" de los Broncos desapareció de la peor manera en gélido césped del Gillette Stadium ante el delirio de los 68.756 espectadores.