El magnate ruso Dimitri Ribolovlev completó el viernes la compra del Mónaco y prometió invertir al menos 100 millones de euros (130 millones de dólares) en el alicaído club en los próximos cuatro años.

Mónaco anunció en su portal de internet que la compañía de Ribolovlev, Monaco Sport Invest (MSI), se ha convertido en accionista mayoritaria con 66,67% de participación.

"Creo que este club tiene un enorme potencial", dijo Ribolovlev sobre el siete veces campeón de Francia, que actualmente está en el fondo de la segunda división con sólo una victoria en 18 meses. "Espero que sea capaz de materializar ese potencial totalmente, tanto a nivel nacional como europeo".

Ribolovlev se encuentra entre las 100 personas más ricas del planeta, con una fortuna calculada en 9.500 millones de dólares.

El nuevo dueño tiene una enorme cruzada por delante para revivir los éxitos del Mónaco. El club ganó el último de sus títulos de liga en 2000 y fue finalista en la Liga de Campeones 2004, que perdió ante el Porto de José Mourinho.

Al quedar 18vo la temporada pasada, el club perdió su lugar en la primera división y Ribolovlev podría tener que empezar a invertir de inmediato para evitar que descienda una vez más.

"Soy un apasionado aficionado al futbol", dijo Ribolovlev. "Habiendo vivido bastante tiempo en Mónaco, me doy cuenta de que el AS Monaco no es sólo uno de los principales equipos deportivos, sino que también representa uno de los principales símbolos del principado, de su orgullo y de sus tradiciones".

Ribolovlev fue elegido presidente de la junta directiva, la cual está integrada por cinco representantes de MSI y tres miembros de l'Association Sportive de Monaco Football Club, que mantiene 33% de las acciones.