El campeonato italiano no tendrá descanso y mañana y el miércoles se recuperará la primera jornada que fue aplazada por la huelga de jugadores y que tiene como partido estrella el que enfrentará al líder, el Juventus, y el Udinese, que ocupa junto con el Milan el segundo puesto.

Un Juventus-Udinese que como primer encuentro del campeonato no hubiera sido particularmente emocionante, a estas alturas de campeonato se convierte en un encuentro muy importante para la clasificación.

Y es que el Udinese es uno de los pocos equipos que parece que puede dar problemas a un Juventus imparable, aunque sobre los friulanos puede pesar el cansancio acumulado por los últimos encuentros.

Los de Antonio Conte llegan de batir sin problemas al humilde Novara por 2-0 y frescos al no tener compromisos europeos, mientras que los pupilos de Francesco Guidolin afrontarán el encuentro después de jugar en Liga de Europa y de empatar (2-2) contra el Lazio en un duro encuentro en el que tuvieron que remontar por dos veces el marcador.

Por ello Guidolin decidió dar minutos de descanso a su goleador Antonio Di Natale, quien con el Lazio jugó solo parte del segundo tiempo.

De este encuentro, quien sacará provecho será el Milán, que ocupa a dos puntos de la cabeza la segunda plaza junto con el Udinese, y que tiene contra el Cagliari un encuentro a priori fácil.

A pesar de la larga lista de lesionados, la plantilla repleta de grandes jugadores del Milan avanza sin problemas y cuando fallan los delanteros o las estrellas, responden jugadores como Antonio Nocerino, autor de uno de los dos goles (el otro fue de Slatan Ibrahimovic de penalti) con los que se derrotó al Siena.

También el Lazio espera en un paso falso del Udinese lo que le permitiría recuperar el tercer puesto para seguir soñando con una plaza en Liga de Campeones para el próximo año.

El próximo adversario del Atlético de Madrid en Liga de Europa tiene ante el Chievo Verona la oportunidad de demostrar que merece un puesto en la máxima competición del fútbol europeo y para ello seguirá contando con el gran momento de juego del veterano delantero alemán Miroslav Klose, que con nueve tantos en lo que va de temporada vive una nueva juventud.

Desde que su técnico, Claudio Ranieri, dijo adiós al "scudetto", el Inter no ha fallado un partido y de ocupar los últimos puestos en la clasificación ya es quinto a diez puntos del líder.

El próximo encuentro contra el farolillo rojo del campeonato italiano, el Lecce, puede ser una nueva oportunidad para los interistas para colocarse entre los primeros.

El argentino Diego Milito parece haber vuelto a recuperar la confianza de Ranieri y volverá a ser titular contra el Lecce junto con el inamovible Gianpaolo Pazzini.

También parece que ha reaccionado bien a las últimas derrotas el Roma del técnico español, Luis Enrique, al conseguir una importante victoria en el San Paolo contra el Nápoles por 3-1.

Tras la jornada de castigo por golpear a un compañero, el argentino Pablo Osvaldo volvió a estar a disposición de Luis Enrique y se convirtió junto con su compatriota Erik Lamela en uno de los mejores del encuentro.

Por ello, el técnico asturiano repetirá la pareja Lamela-Osvaldo en el próximo encuentro contra el Bolonia.

El Nápoles a pesar de su histórica clasificación a octavos de Liga de Campeones atraviesa un pequeño bache que le ha relegado al sexto puesto por lo que necesita una victoria urgente si no quiere decir adiós a un puesto en la próxima edición de la máxima competición europea.

La próxima jornada del campeonato italiano se completará con Siena-Fiorentina, Atalanta-Cesena, Novara-Palermo y Parma-Catania.