Miles de seguidores del Santos y el Barcelona, la mayoría con camisetas de los ídolos de ambos equipos, Neymar y Messi, inundan hoy los aledaños del estadio de Yokohama antes la final del Mundialito.

Las zamarras más presentes fuera del recinto deportivo y en las calles de Yokohama fueron con diferencia las del jugador brasileño del equipo "peixe" y las del argentino del Barça, conocidos como "El gallo" y "La pulga", respectivamente.

También fueron las más demandadas por los aficionados en los puestos de venta ambulante instalados en las avenidas de la ciudad y en las salidas de la estación que se encuentra junto al estadio.

Muchos seguidores del Santos lucieron además los gorros que imitan la particular cresta de Neymar, mientras grupos de niños japoneses, vestidos con las camisetas de Cesc Fábregas o Xavi, aprovechan el soleado día para improvisar un partido en la zona ajardinada cercana al campo de fútbol.

En el principal acceso al estadio, donde la FIFA dispuso un escenario y puestos de comida, los aficionados del equipo paulista, más ruidosos y con más presencia que los del Barcelona, calentaron el ambiente previo al partido con cánticos y bailes.

"El Santos ganará hoy por 3 a 0, con dos goles de Neymar y uno de Ganso", pronosticó Rafael, un brasileño que ha viajado junto con varios amigos desde Brasilia para ver la final del Mundial de Clubes que se disputa en Japón.

"Volveremos a ser el mejor equipo del mundo, como en los años sesenta", comentó su amigo Aldo, convencido de que el Santos vencerá al Barcelona y estará a la altura del mítico combinado que, con Pelé a la cabeza, ganó dos Copas Intercontinentales en 1962 y 1963.

"No tengo nada personal en contra del Barça. De hecho, ayer nos encontramos con Xavi en Tokio y fue muy simpático y hasta se hizo una foto con nosotros", explicó.

"Le deseamos suerte para el partido de hoy. Aún así, ni con ella ganará el Barça", se apresuró a decir Rafael.