New York - Los aficionados puertorriqueños gritaron ¡sucio, sucio! y ¡tramposo, tramposo! al mexicano Antonio Margarito, durante la ceremonia de pesaje realizada la tarde del viernes en El Teatro del Madison Square Garden.

Margarito desafiará este sábado a Miguel Cotto por el título superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y los seguidores del boricua acudieron al pesaje para apoyar a su campeón y gritarle al tijuanense.

Desde que apareció en el escenario el retador, los más de tres mil fanáticos puertorriqueños gritaron ¡sucio, sucio!, ¡tramposo, tramposo! al peleador fronterizo, quien fue castigado un año por la Comisión de California al encontrar yeso en el vendaje de la pelea ante Shane Mosley.

Otra polemica que estuvo a punto de cancelar la segunda pelea de Margarito contra Cotto, debido a que la Comisión de Nueva York no autorizaba licencia al mexicano debido a que fue intervenido quirúrgicamente del ojo derecho, tras la golpiza que recibió de Manny Pacquiao en noviembre del 2010 en Arlington, Texas.

Además, la guerra verbal que han sostenido Margarito y Cotto exacerbó los ánimos de los fanáticos, que no se cansaron de insultar al mexicano y de gritar porras a su peleador favorito, mientras ondeaban pequeñas banderas de Puerto Rico y fotos de Miguel.

Para Cotto pelear en New York es como estar en casa con una comunidad de 600 mil boricuas en la urbe de hierro, que agotaron los 20 mil boletos disponibles en la llamada catedral del boxeo mundial.

Con este ambiente hostil, Margarito subirá la noche del sábado al ring de la histórica arena en busca de repetir el nocaut que le propinó a Cotto en julio del 2008 en Las Vegas, Nevada, en la primera derrota del isleño en el terreno profesional.