El experimentado centrocampista Juninho Pernambucano, que tiene dolores en su hombro, viajó hoy con la delegación del Vasco da Gama a Santiago, donde el miércoles el equipo brasileño se enfrentará con el local Universidad de Chile por una de las semifinales de la Copa Sudamericana.

"No estoy en un ciento por ciento y si fuese un juego normal, no iría, pero como el momento del Vasco y el mío son especiales, conversamos y resolví ir", señaló el mundialista a periodistas antes de embarcar para Chile en el aeropuerto Galeao, de Río de Janeiro.

El jugador se entrenará en Chile y dependiendo de su condición física será autorizado por el cuerpo médico del Vasco da Gama para disputar el encuentro.

Juninho Pernambucano está suspendido en la Liga local por acumulación de tarjetas amarillas y no podrá jugar el próximo domingo en la última fecha del torneo, cuando Vasco da Gama dispute el clásico ante el Flamengo, en un partido decisivo por la definición del título contra el Corinthians.

Pensando en ese partido, el técnico Cristovao Borges decidió dejar en Río de Janeiro al centrocampista Felipe, el jugador más destacado del Vasco da Gama en los últimos encuentros y que será reemplazado por Bernardo, autor del agónico gol de la victoria el domingo, por 2-1, en el clásico frente al Fluminense.

En el primer partido de la semifinal, la semana pasada en Río de Janeiro, el Vasco da Gama igualó 1-1 con el equipo chileno y para avanzar a la final deberá conseguir una victoria por fuera de casa.

La probable alineación del Vasco da Gama ante la Universidad de Chile, que solo será confirmada por el técnico después del entrenamiento del martes en la capital chilena, la integrarían Fernando Prass; Fágner, Dedé, Renato Silva, Jumar; Rómulo, Allan, Juninho Pernambucano, Diego Souza, Bernardo y Alecsandro.