La Universidad de Chile empató hoy a cero con la Universidad Católica con un equipo plagado de suplentes y la vista puesta en el partido de semifinales de la Copa Sudamericana que disputará este miércoles ante el brasileño Vasco da Gama.

La UC no supo aprovechar las bajas de su rival en su visita al Estadio Nacional de Santiago, con 22.000 aficionados como testigos del clásico universitario, que prometía ser el más interesante de la decimosexta jornada del Clausura y dejó expectativas incumplidas.

Quizá a ello contribuyó que ambos equipos llegaran a este encuentro con la tranquilidad de tener asegurada su participación tanto en la Copa Libertadores como en la Sudamericana de 2012.

El único rédito que obtuvo el conjunto de Mario Lepe en este choque fue asegurarse, con 25 puntos y sexto en la tabla, su cupo para disputar la liguilla final del Clausura, a falta de una fecha para que se cierre la fase regular.

En tanto, a la U este empate le permite seguir ostentando su condición de invicto en el torneo local, donde sigue líder con 38 puntos, a diez de sus más inmediatos rivales y a once de Colo Colo.

Los dirigidos por el argentino Jorge Sampaoli, que han cuajado una exitosa temporada, tienen previsto viajar este lunes rumbo a Río de Janeiro, donde les espera el Vasco da Gama en el partido de ida de semifinales de la Sudamericana.

En la rueda de prensa posterior al partido de este domingo, el técnico de la Universidad de Chile advirtió de que ese encuentro no será fácil.

"Jugamos contra el mejor equipo de Brasil, tiene un volumen de ataque muy importante y tenemos que estar bien compenetrados en el partido que nos toque jugar para tener la chance de protagonizar contra un equipo que es muy rápido, muy vertiginoso y seguramente va a ser muy peligroso", aseguró.

En tanto, el sábado Colo Colo empató a uno con Deportes Iquique y con ello bajó de la cuarta a la quinta posición, con 27 puntos.

El equipo de Ivo Basay, que visitaba la ciudad norteña de Iquique con la clasificación para la liguilla en el bolsillo, exhibió un juego trabado y solo pudo arañar un punto gracias al tanto de Mario Salgado en el minuto 79.

Con este resultado, el conjunto albo se queda con escasas opciones de alcanzar la Copa Libertadores 2012.

Para ello, en la última jornada debe ganar a Ñublense, esperar que Unión Española pierda y además que la final de la liguilla la protagonicen Universidad de Chile y Universidad Católica, o directamente alzarse con el Clausura.

En el resto de la jornada, el partido más destacado fue la goleada de Unión Española sobre Audax Italiano por 5-2.

Uno de los goles del conjunto itálico llevó la firma del argentino Facundo Pereyra que, junto al jugador de Colo Colo Esteban Paredes, es el máximo anotador del torneo con diez dianas.