El Otelul Galati recibirá mañana al Basilea en la quinta jornada de la Liga de Campeones con el objetivo de estrenar su casillero de puntos ante un rival que quiere mantener vivo el sueño de pasar a octavos o, en su caso, amarrar la tercera plaza del grupo C para tener la opción de la Liga Europa.

El campeón rumano tiene en su último partido de la Liga de Campeones en casa la mejor opción para no cerrar de vacío su primera participación en una competición continental.

Con la discreta marcha del equipo en la Liga rumana -donde ocupa la sexta plaza- y la neta inferioridad demostrada en todos los partidos europeos, el encuentro de mañana no ha despertado la más mínima expectación en Rumanía.

Las más de 50.000 localidades del Estadio Nacional de Bucarest -donde el equipo de la ciudad de Galati juega sus partidos por no cumplir su estadio los requisitos que exige la UEFA- presentará una vez más una imagen desoladora, que en nada ayudará a los rumanos a contrarrestar su falta de calidad y moral.

El Basilea es tercero con cinco puntos, a tres del Manchester United y del Benfica, que se enfrentarán en Old Trafford. Un triunfo en Bucarest le relanzaría a la espera de la última jornada con la visita de los 'diablos rojos' a St. Jakob Park.

El 2-1 de la ida, con un postrero gol de penalti de Alexander Frei, y sobre todo los empates en Manchester y Lisboa, son avales de la evolución y las aspiraciones del conjunto helvético en este último viaje de esta fase.

Posibles alineaciones:

Otelul Galati: Grahovac; Rapa, Perendija, Costin, Salageanu; Giurgiu, Filip, Antal, Ilie, Iorga; y Pena.

Basilea: Sommer; Steinhofer, Abraham, Dragovic, J. Park; Shaqiri, Huggel, Xhaka, Zoua; Alexander Frei y Streller.

Árbitro: Tom Harald Hagen (NOR)

Estadio: Nacional de Bucarest.