Si el líder Boca Juniors al menos empata el domingo con su escolta Racing Club, su marcha sobre alfombra roja debería culminar luego con el título de campeón del torneo Apertura del fútbol argentino.

Ambos son los únicos invictos del certamen, pero Boca tiene ocho puntos más que Racing y tras ese partido por la 15ta fecha solo quedarán 12 unidades en juego.

Solo una victoria de Racing le dará un poco de emoción al tramo final del campeonato, en un choque en el mítico estadio La Bombonera en el que Boca apenas resignó dos empates ante San Lorenzo y Belgrano.

Boca volverá a sufrir la ausencia de su cerebro Juan Román Riquelme por cuarta fecha consecutiva, pero aún así el equipo que dirige Julio César Falcioni no decayó en su nivel. Su reemplazante será Cristian Chávez.

Riquelme, de 33 años, acusa desde hace un mes una inflamación que le causa dolor en el arco del pie y que en medicina se denomina fascitis plantar, algo de la cual no sería fácil operarse. El jugador ha dicho que casi no puede calzarse los botines.

Pero Boca dejó de depender de Riquelme a la vez que se diluye el recuerdo de su máximo goleador histórico, el retirado Martín Palermo, ya que desde hace tiempo el equipo luce sólido en todas sus líneas, aunque su fuerte es la defensa.

Boca tiene apenas tres goles en contra en 14 partidos, con una defensa blindada donde se lucen entre otros su arquero Agustín Orión y el zaguero central Rolando Schiavi, quien a los 38 años es uno de los más destacados defensores del fútbol local.

"Estamos pasando un momento muy bueno, pero tenemos que estar mas tranquillos que nunca", dijo Juan Manuel Insaurralde, compañero de Schiavi en el centro defensivo. "Si bien estamos punteros aún no logramos nada. Nuestro primer objetivo es mantener esa diferencia de ocho puntos porque todavía nos falta mucho".

Racing, cuyo fuerte también es la defensa ya que recibió cuatro goles, está bastante alejado de la cima debido a la racha de cinco empates seguidos que recién cortó en la fecha anterior cuando doblegó 1-0 a Argentinos Juniors.

La Academia que conduce Diego Simeone había arrancado a la par de Boca, con el brillo del enlace colombiano Giovanni Moreno y los goles de su compatriota Teófilo Gutiérrez, uno de los máximos artilleros del torneo con cinco dianas.

Pero Gutiérrez, atacante de la selección de su país, hace cinco partidos que no convierte.

Gutiérrez y Gabriel Hauche es la sociedad de ataque de un Racing que apenas tiene 11 goles a favor, seis menos que Boca.

"A veces los goles no se dan, Racing nunca especuló en sus partidos y contra Boca haremos lo mismo", dijo el "Demonio" Hauche.

Boca tiene 32 puntos y Racing 24. Un triunfo de Racing podría también dejar en la pelea a Lanús y Atlético Rafaela, ambos con 23.

Lanús recibe a Arsenal y Rafaela visita a Colón, en ambos casos el domingo.

La fecha se completa con Newell's Old Boys-Tigre, San Martín-All Boys (viernes); Argentinos Juniors-Godoy Cruz, Independiente-Olimpo-Belgrano-Vélez (sábado); San Lorenzo-Unión (domingo); Estudiantes-Banfield, Lanús-Arsenal (lunes).