Los campeones de la Serie Mundial, los Cardenales de San Luis, ya tienen ocupado el puesto de piloto que dejó vacante Tony La Russa, al firmar por dos años, con opción a un tercero, a su ex receptor Mike Matheny, que llegó al cargo sin tener ningún tipo de experiencia en las mayores.

Los Cardenales confirmaron que para nada temen la falta de experiencia de Matheny y que confían plenamente en el talento y capacidad de trabajo que han mantenido en las ligas menores.

"Mucha gente puede dudar de esta contratación por su falta de experiencia", comentó el gerente general de los Cardenales, John Mozeliak, durante la rueda de prensa de presentación de Matheny. "Todas las flechas apuntaban a Mike. Al final, la decisión estaba muy clara".

Matheny, de 41 años, reemplaza a La Russa luego que éste se retiró tras ganar la Serie Mundial el pasado mes.

Mozeliak aseguró que el cuatro veces ganador del Guante de Oro se destacó en una lista de candidatos que empezó con 35 nombres y terminó en un grupo de seis finalistas, incluidos Terry Francona, Ryan Sandberg y el puertorriqueño José Oquendo, entrenador de tercera base de los Cardenales.

Oquendo trabajó con La Russa doce años luego de jugar una década para los Cardenales y ya tuvo varias entrevistas para ser piloto de las mayores.

Matheny se colocó una camiseta número 22 de los Cardenales en la conferencia y dijo que era "el honor más grande de mi vida".

Los Cardenales esperan definir el plantel de entrenadores esta semana. Mozeliak dijo que el preparador de lanzadores Dave Duncan probablemente seguirá en su cargo, al tener contrato por un año más, y que Oquendo también podría continuar en su puesto.

Matheny es el piloto más joven de los Cardenales desde que Jack Krol asumió también el cargo a los 41 años, en 1978.

"Conozco bien a los jugadores, me siento como ellos y creo que entre todos podemos mantener un equipo con aspiraciones a defender el título de campeones de la Serie Mundial", comentó Matheny.