Ahuyentar con una victoria los dos recientes malos recuerdos que trae "la Verde" a su memoria es la meta que se plantea Argentina este viernes al recibir en Buenos Aires a Bolivia en la tercera jornada de las eliminatorias para el Mundial de Brasil 2014.

Si bien el historial le es ampliamente favorable (22 triunfos, tres empates y seis derrotas), la sola mención de la selección boliviana remite a la Albiceleste a dos partidos que los dirigidos por Gustavo Quinteros darían lo que no tienen para repetir mañana en el estadio Monumental.

El primero se disputó el 1 de abril de 2009, cuando en La Paz el equipo boliviano asestó una escandalosa goleada por 6-1 al argentino que por entonces dirigía Diego Maradona, camino al Mundial de Sudáfrica 2010.

Y el segundo, más cerca en el tiempo, data del pasado 1 de julio, cuando Bolivia a punto estuvo de sorprender a Argentina en el debut de ambos en la Copa América, que finalmente acabó con un empate a uno.

El argentino-boliviano Quinteros seguramente apostará a un esquema conservador para enfrentar a la selección de Alejandro Sabella, tal como hizo en julio en la ciudad de La Plata mostrando un temperamento que sorprendió a los dirigidos en aquella oportunidad por Sergio Batista.

"Es un peligro si arriesgas para atacar a Argentina", remarcó el entrenador, quien dijo que jugará con "la desesperación" del conjunto local "si pasan los minutos y no logra marcar".

"Si les das muchos espacios a (Sergio) Agüero, (Lionel) Messi y (Gonzalo) Higuaín seguro que vas a correr mucho más riesgo que si tienes un equipo más corto, que no se meta atrás pero que cierre los espacios", consideró.

El guardameta Carlos Arias, capitán este viernes ante la ausencia del suspendido zaguero Ronald Raldes, dijo estar "seguro" de que Bolivia, que perdió sus dos partidos en las eliminatorias, "hará un buen papel" en el Monumental y recordó que la selección de su país ha ganado los dos últimos enfrentamientos oficiales.

Además de Raldes, los medios bolivianos subrayan que otro que puede estar ausente es el delantero Marcelo Martins, del Shakhtar Donetsk ucraniano, y a quien Quinteros puede llegar a reservar para el choque de la semana próxima contra Venezuela.

A la antítesis del planteamiento de Quinteros jugará sus fichas Sabella, que debutó oficialmente en el banquillo de la selección argentina con una goleada por 4-1 contra Chile pero cuatro días más tarde defraudó ante Venezuela al caer por 1-0.

Sabella no podrá contar con uno de sus titulares inamovibles, Ángel Di María, quien sufrió el domingo un problema muscular en el partido Real Madrid-Osasuna, ni tampoco con Ever Banega, del Valencia, que a comienzos de mes resultó afectado por un esguince de rodilla que le mantendrá de baja entre cuatro y seis semanas.

La idea del técnico, que sí podrá echar mano, a diferencia de los dos encuentros anteriores, del portero Sergio Romero, era incluir al tridente ofensivo Messi-Higuaín-Agüero, pero una molestia física de última hora dejó al 'Kun' entre signos de interrogación.

"Lo vamos a esperar hasta último momento", precisó en rueda de prensa el seleccionador argentino y dijo que, en caso de que el punta del Manchester City inglés no estuviera apto, Javier Pastore será su sustituto.

"Es inteligente, juega bien, se asocia bien y llega al gol. Confío en él", sostuvo.

Al referirse a su rival, comentó que "Bolivia no se va a venir a defender ya que mostró en la jornada pasada que puede jugar bien y en la primera a Uruguay le costó ganarle".

- Alineaciones probables:

Argentina: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Martín Demichelis, Nicolás Burdisso, Clemente Rodríguez; Fernando Gago, Javier Mascherano, Ricardo Álvarez; Lionel Messi, Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero o Javier Pastore. Entrenador: Alejandro Sabella.

Bolivia: Carlos Arias; Cristian Vargas, Luis Méndez, Ronald Rivero, Luis Gutiérrez; Edivaldo Rojas, Jaime Robles, Walter Flores, Rudy Cardozo; Pablo Escóbar y Augusto Andaveris. Entrenador: Gustavo Quinteros.

Árbitro: El ecuatoriano Carlos Vera.

Estadio: Monumental, de Buenos Aires.

Hora: 17.10 (20.10 GMT).