El comisionado de la NBA, David Stern, declaró, después de otra reunión de 12 horas que acabó sin éxito tras no haberse cumplido el ultimátum que presentó a los jugadores, que iban a "seguir en la mesa de negociaciones".

Stern, que fue el primero en hablar con los periodistas después de concluir la reunión en un hotel de Nueva York, dijo que simplemente no habían podido llegar a un acuerdo.

"No fallamos, pero tampoco tuvimos éxito, lo que significa que simplemente seguimos en la mesa de negociaciones", explicó Stern.

"La liga - prosiguió-, pudo haber retirado la oferta que hicimos el pasado fin de semana de darle a los jugadores entre el 49 y el 51 por ciento de los ingresos, pero se mantendrá hasta que concluyan las reuniones".

Los representantes de ambas partes volverán a partir de las 17.00 gmt de hoy a la mesa de negociaciones para intentar alcanzar un acuerdo que dé por concluido el cierre patronal de 133 días.

Stern reiteró que los dueños no quieren hace una nueva propuesta que sea más dura para los jugadores con sólo un 47 por ciento para los profesionales en el reparto de ingresos, porque significaría que el acuerdo de un nuevo convenio se alejaría aún más.

"En todo momento queremos demostrar la buena voluntad de la liga por alcanzar un acuerdo que sea favorable a cada una de las partes", destacó Stern.

Por su parte, Derek Fisher, el presidente de sindicato de jugadores admitió que sigue la división entre las partes en los aspectos más importantes y sobre los que van a centrarse en la reunión de dentro de hoy.

"No podemos hablar de avances significativos, pero generamos el marco básico para volver a la mesa de negociaciones. Queremos un acuerdo que se logrará en el momento que los dueños sean flexibles en las concesiones económicas que consideramos justas", comentó Fisher.

Los jugadores quieren un 52 por ciento en el reparto de ingresos y los dueños sólo les ofrecen entre el 49 y 51.

Si ambas partes no llegan a un acuerdo, la NBA volverá a la oferta inicial de dar solo el 47 por ciento a los jugadores en el reparto de ingresos (en el antiguo convenio colectivo contaban con el 57 por ciento).