El líder Uruguay recibirá a Chile en un duelo entre los equipos más goleadores de las eliminatorias mundialistas de Sudamérica, cuya tercera fecha encuentra el viernes a todos los equipos con sensibles bajas.

Con seis ausencias, la más notoria la de su artillero Diego Forlán por una lesión, Uruguay es el caso más relevante de los problemas que sufren los planteles ya sea por lesiones o suspensiones.

Además de Uruguay-Chile (en Montevideo), la fecha se completa con Argentina-Bolivia (Buenos Aires), Colombia-Venezuela (Barranquilla) y Paraguay-Ecuador (Asunción), con Perú libre.

Uruguay, campeón de la Copa América de 2011 y cuarto en el Mundial de Sudáfrica 2010, encabeza la tabla con cuatro puntos; Argentina, Ecuador, Colombia, Perú, Chile, Venezuela tienen tres; Paraguay uno y Bolivia cierra en blanco con dos derrotas en otras tantas presentaciones. Ecuador y Colombia tienen un partido menos.

Uruguay y Chile, con cinco goles cada uno, son los más afectivos de las eliminatorias.

El capitán y defensor Diego Lugano, con dos goles, es el principal artillero de los uruguayos, mientras que cinco jugadores se repartieron igual cantidad de tantos entre los chilenos, entre ellos Humberto Suazo, el principal cañonero de las eliminatorias anteriores.

Además de Forlán — ariete del Inter de Italia y reemplazado por Sebastián Fernández, del Málaga español — Uruguay tendrá entre otras bajas la del atacante Abel Hernández (Palermo, Italia) y el volante Walter Gargano (Napoli, Italia), ambos lesionados, así como también la del defensor-volante Maximiliano Pereira, suspendido.

Chile, con el defensor Gonzalo Jara y el delantero Mauricio Pinilla lesionados, parecía aliviado con la reaparición de su atacante del Barcelona Alexis Sánchez, ausente en los dos primeros partidos por una rotura del bíceps femoral de la pierna derecha.

Pero la calma se alteró el miércoles en forma abrupta cuando el entrenador Claudio Borghi separó a cinco jugadores porque llegaron en "un estado inadecuado" a la concentración de la "Roja".

El técnico argentino dijo en rueda de prensa que Arturo Vidal, Jean Beausejour, Carlos Carmona, Jorge Valdivia y Gonzalo Jara llegaron hasta la sede de la selección "no en un estado adecuado a lo que es un seleccionado chileno, a un jugador profesional".

Argentina, por su parte, volverá a depositar su esperanza en Lionel Messi, la figura del Barcelona y camino a conservar el trono del mejor jugador del mundo, cuando se enfrente a una Bolivia necesitada de sumar puntos antes que sea tarde.

Messi jugará en el ataque junto con Gonzalo Higuaín (Real Madrid, España), máximo cañonero de las eliminatorias con tres goles, todos ellos convertidos en el triunfo 4-1 de la jornada inaugural ante Chile.

El equipo que dirige Alejandro Sabella sufrirá la baja del extremo Angel Di María (Real Madrid), lesionado, y Bolivia la de su capitán y defensor Ronald Raldes (Colón, Argentina) suspendido por haber llegado al límite de amarillas.

"Es casi seguro que Argentina pretenderá arrollarnos porque no nos perdonan el empate (1-1) en el arranque de la Copa América", dijo el técnico de Bolivia, Gustavo Quinteros.

Colombia saldrá decidido a llevarse por delante a Venezuela aprovechando que juega en su feudo de Barranquilla, pero sin descuidarse de un rival que viene de dar la primera sorpresa de las eliminatorias al vencer 1-0 a Argentina.

Con ausencias tales como las de Hugo Rodallega (Wigan inglés) y Adrián Ramos (Hertha Berlín, Alemania), Colombia podría alinear desde el vamos al goleador del Racing argentino Teófilo Gutiérrez, ídolo en su ciudad natal de Barranquilla por sus dianas con el Atlético Junior.

Radamel Falcao, Jackson Martínez, Dayron Moreno y Darwin Quintero son los otros aspirantes a ocupar la ofensiva.

Fernando Amorebieta, defensor del Athletic de Bilbao de España, será una de las bajas por lesión en Venezuela, que para aclimatarse al calor de Barranquilla escogió como sede de sus entrenamientos a Maracaibo, que tiene un clima similar a esa ciudad colombiana.

"La humedad y las altas temperaturas de Barranquilla es un factor importante a considerar", dijo el arquero venezolano Renny Vega.

Paraguay, sin triunfos tras haber sido finalista de la última Copa América, tiene en Asunción la oportunidad de salir de entre los del fondo ante un Ecuador que viene de tener fecha libre y que en su única presentación doblegó 2-0 a Venezuela.

Paraguay descartó por lesiones al atacante Roque Santa Cruz (Real Betis, España) y al portero Justo Villar (Estudiantes, Argentina) y también estará ausente el delantero Oscar Cardozo del Benfica portugués, suspendido por acumulación de tarjetas amarillas.

El técnico de Ecuador, Reinaldo Rueda, no podrá contar con el delantero Christian Benítez, del América de México, quien está lesionado.

"Los paraguayos son fuertes de local, como siempre, creo que por otra parte se desesperan cuando no pueden hacer daño al rival", dijo el volante ecuatoriano Joao Rojas, del Morelia de México.

Con Uruguay libre, la cuarta fecha se jugará el martes con estos partidos: Colombia-Argentina, Ecuador-Perú, Chile-Paraguay y Venezuela-Bolivia.

Los cuatro primeros avanzarán directamente al Mundial de 2014 en Brasil y el quinto irá a un repechaje. Brasil se clasificó como anfitrión.