Los dirigentes de la universidad Penn State cancelaron el martes la conferencia de prensa semanal del entrenador de su equipo de fútbol americano, Joe Paterno, en la que se esperaba que respondiera preguntas sobre un escándalo de abuso sexual que involucra a su ex coordinado defensivo Jerry Sandusky.

"Debido a las circunstancias legales relacionadas con las recientes acusaciones, decidimos que no se podrá realizar la conferencia de prensa de hoy y no se fijará una nueva fecha", dijo en un comunicado el subdirector atlético de la universidad, Jeff Nelson.

El hijo de Paterno, Scott, le dijo a la AP que la decisión fue tomada por la oficina del presidente de Penn State, Graham Spanier.

Scott indicó que su padre está desilusionado y estaba dispuesto a aceptar preguntas sobre el escándalo, al igual que el próximo partido contra Nebraska.

La conferencia de prensa era la primera oportunidad para que los periodistas le preguntaran a Paterno lo que sabía sobre Sandusky, su ex coordinador defensivo que fue acusado de abusar sexualmente de ocho niños durante 15 años.

Las autoridades han dicho que Paterno, quien testificó en las audiencias ante el jurado de acusación que desembocaron en la radicación de cargos, no es blanco de la pesquisa. Sin embargo, el comisionado de la policía estatal criticó al entrenador y a otros dirigentes de la universidad por no hacer suficiente para detener el supuesto abuso.

Una persona con conocimiento de la relación de Sandusky con Penn State le dijo a la AP que el ex entrenador tuvo por mucho tiempo una oficina en un edificio cercano a la sede del equipo de fútbol americano, y que tan reciente como hace una semana estuvo en la universidad para ejercitarse.