Aquejado por una lesión muscular, el portero Guillermo Ochoa no se entrenó el martes al parejo de sus compañeros de la selección mexicana y está en duda para un amistoso ante Serbia, dijo el entrenador José Manuel De la Torre.

El timonel también anunció la convocatoria de Jesús Corona al seleccionado azteca.

Esa sobrecarga muscular impidió a Ochoa terminar el partido del pasado fin de semana con su club, el Ajaccio francés, pero aún así voló a la capital mexicana con miras al duelo del viernes contra Serbia, el último amistoso de México en 2011.

"Memo hizo su trabajo temprano, lo revisaron los doctores, pero como es rutina y por tener precaución y las cosas más claras se le mandó a tener un estudio", dijo De la Torre en rueda de prensa. "Nos estamos protegiendo y convocamos a Jesús Corona por cualquier cosa y se incorpora por la tarde".

México realizó su entrenamiento del martes con el portero del Toluca, Alfredo Talavera.

En los últimos meses, Ochoa ha sufrido lesiones recurrentes. En el último amistoso de México, realizado el mes pasado ante Brasil, tampoco pudo jugar por otra molestia muscular.

"Si puede jugar bien, si no, no lo vamos a arriesgar porque un partido de preparación no significa nada, antes está la salud del jugador", concluyó el estratega.

Corona, quien había sido relegado de selección mayor por un castigo previo a la Copa de Oro, fue titular por el equipo de México que ganó la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Guadalajara.