El club Vasco da Gama brasileño, pese a que necesita vencer por tres goles de diferencia en casa para avanzar a semifinales de la Copa Sudamericana, volverá a alinear un equipo integrado principalmente por suplentes en el partido de mañana en el que recibirá al Universitario de Deportes peruano.

Tras haber caído por 2-0 en su visita al Estadio Nacional de Lima en el partido de ida, el Vasco está obligado a vencer por tres goles de diferencia en su casa, el estadio Sao Januario de Río de Janeiro, para seguir con vida en la Sudamericana.

Pero el técnico del conjunto de Río de Janeiro, Cristovao Borges, ya aclaró que la prioridad es el Campeonato Brasileño, en el que el Vasco es segundo en la clasificación a falta de cinco jornadas para definirse el título.

El Vasco se medirá el próximo domingo al Botafogo en Río de Janeiro en un clásico que puede ser definitivo debido a que los dos clubes tienen opciones de conquistar el título y de sustituir al Corinthians en la punta de la clasificación.

"Para el partido del miércoles vamos a mantener la mezcla (suplentes con titulares). Tenemos que reservar los titulares que están cansados para el clásico del domingo", afirmó el técnico.

"Hay algunos jugadores que estaban suspendidos y podrán jugar ante el Universitario pero otros que están lesionados o cansados. Vamos a esperar la evaluación médica para definir quién está más apto y definir la alineación", agregó.

El Vasco adoptó la misma estrategia cuando se midió al Aurora boliviano por octavos de final de la Sudamericana y consiguió avanzar a cuartos gracias a que, tras su derrota en Bolivia, consiguió imponerse por 8-3 en casa en el partido de vuelta.

Entre los titulares que pueden ser alineados apenas destacan el portero Fernando Prass, que ha insistido en disputar todos los partidos del conjunto, y el volante Rómulo, que no fue alineado en el partido del domingo en que el Vasco cayó 2-0 en su visita al Santos debido a que tuvo que cumplir una fecha de suspensión.

Los grandes ausentes serán el mundialista Juninho Pernambucano, la gran figura del equipo y que se recuperó hace poco de una lesión, y Diego Souza, principal arma ofensiva y que viene siendo muy exigido.

El centrocampista Felipe, pese a su importancia en la creación de las jugadas del Vasco y que se recuperó de una lesión, no podrá ser aprovechado debido a que no está inscrito en la Suramericana.

El Universitario, que apenas llega hoy a Río de Janeiro, ya avisó que no es tan débil como el Aurora y que vendrá a plantarle la cara al Vasco en el estadio Sao Januario y a defender la ventaja conseguida en casa.

Avanzar a semifinales de la Sudamericana es el premio de consolación que los jugadores del Universitario se plantearon como objetivo en un año crítico, ya que el equipo está amenazado con caer a la segunda división de la Liga peruana y a que, por la crisis económica, no reciben salario hace varias semanas.

"Estamos motivados para traernos la clasificación. Vamos a contragolpear porque se supone que ellos van a salir con la mentalidad de apurarse. Con la rapidez que tenemos arriba podemos hacerle daño al Vasco. Tenemos que jugarlo como una final", según el joven delantero Andy Polo.

"Cuando jugamos por la Sudamericana nos olvidamos de todo. Vamos confiados, vamos tranquilos a esperarlos y tratar de sacar un buen resultado", agrego el también atacante Raúl Ruidíaz.

El Universitario prácticamente repetirá mañana la alineación con la que se impuso en Lima, aunque el técnico José "Chemo" del Solar, para reforzar la contención pensando en un empate, alineará a tres volantes y sacrificará al juvenil Edilson Flores.

El delantero Johan Fano quedó liberado para jugar tras haber superado una distensión en el muslo derecho.

- Posibles alineaciones:

Vasco da Gama (BRA): Fernando Prass; Fagner, Douglas, Nilton, Julinho; Bernardo, Diego Rosa, Allan, Rómulo; Felipe Bastos y Alecsandro. Técnico: Cristovao Borges.

Universitario (PER): Luis Llontop; José Mendoza, John Galliquio, Jesús Rabanal, Carlos Galván; Rainer Torres, Antonio Gonzales, Pablo Vitti, Miguel Ángel Torres; Raúl Ruidíaz y Johan Fano. Técnico: José 'Chemo' del Solar.

Árbitro: el paraguayo Carlos Amarilla auxiliado en las bandas por sus compatriotas Milciades Saldívar y César Franco.

Estadio: Sao Januario de Río de Janeiro.

Hora: 21.50 local (23.50 GMT).