El entrenador del Valencia, Unai Emery, afirmó tras la victoria de su equipo ante el Bayer Leverkusen por 3-1, que el segundo gol, marcado por Roberto Soldado, les dio el empuje para ganar en un partido en el que los jugadores valencianistas corrió más que el rival.

"Ellos tienen buenos jugadores e hicieron su partido y en algunas fases estuvieron bien", señaló en alusión a los minutos en los que el Bayer jugó bien.

Sobre el lesionado Éver Banega, señaló que piensa que puede tener un esguince y admitió que al equipo le costó adaptarse a jugar sin él, aunque se rehizo y fue capaz de ganar, a pesar de que lo pasó mal. Sobre su sustituto, Tino Costa, dijo que su actitud había sido muy buena, con casta y capacidad de disputa.

Cuando fue preguntado si los gritos de "burro, burro" que se escucharon en el momento en el que dio entrada a Piatti por Feghouli iban contra él con contra el árbitro, no aclaró lo ocurrido, pero elogió a la afición, admitió que algunos pueden entenderla y que dejar a Pablo sobre el terreno de juego les daba seguridad para los noventa minutos.

Sobre la dificultad del grupo, indicó que tras este resultado y el empate del Genk y el Chelsea, todo queda abierto en los dos partidos que faltan. "Con mucho todavía por recorrer, hemos acortado distancias", indicó sobre la clasificación de su equipo que todavía es tercero. "Pese a ello, somos optimistas", indicó.

Robin Dutt, técnico del Bayer Leverkusen, señaló que no estaba contento con el gol recibido a los diez segundos del encuentro por un fallo de su equipo, pero indicó que a partir de entonces supieron reaccionar y empataron pero no supieron aprovechar que el público local no estaba contento con su equipo.

"Consideramos que en el segundo tiempo hubo un gol anulado a nuestro equipo que pudo ser el empate a dos y en el 3-1 hubo falta a Bender", agregó.

Dutt considera que este fue un buen partido entre dos grandes equipos. "No estoy tan contento como en el partido de Alemania, pero soy optimista sobre nuestras posibilidades de clasificación. Dependemos de nosotros mismos", finalizó.