Las condiciones climatológicas adversas que se dan en el área metropolitana de San Luis han obligado a los directivos del béisbol de las Grandes Ligas a aplazar el sexto partido de la Serie Mundial que se iba a disputar esta noche entre el equipo local de los Cardenales y los Vigilantes de Texas.

El partido ha sido reprogramado para el jueves a la misma hora, las 20:05 local (00:05 gmt) con los mismos abridores por ambos equipos.

Los Cardenales tendrán en el montículo al zuardo mexicano Jaime García y los Vigilantes, que están con la ventaja parcial de 3-2 en la serie al mejor de siete, sacarán al derecho Colby Lewis.

Si fuese necesario un séptimo partido, este se jugaría el viernes por la noche.

Los directivos de las mayores se reunieron a las dos de la tarde para estudiar los últimos informe meteorológicos que habían recibido y en los mismos se asegura que habrá entre un 60 y 80 por ciento de lluvia permanente para el área de San Luis, sin que se diese ninguna ventana de tiempo que permitiese disputar el partido.

Además, nadie quiere volver a vivir la experiencia de la Serie Mundial del 2008 cuando el partido entre los Filis de Filadelfia y los Rays de Tampa Bay tuvo que ser suspendido en la sexta entrada y no reanudarse hasta 46 horas después por causa de la lluvia.

Aunque el piloto de los Vigilantes, Ron Washington, estaba interesado en que el partido se jugase hoy, mejor que aplazarlo, comprendió que ante los elementos climatológicos adversos no era posible.

"Tenemos la oportunidad de eliminar a los Cardenales y ellos de seguir adelante, pero si jugamos en condiciones normales, para estar en un proceso de comenzar y parar no es bueno", señaló Washington.