La fase de grupos de la Liga de Campeones de la Concacaf fue superada por cuatro equipos mexicanos, dos estadounidenses, uno canadiense y apenas uno de Centroamérica.

De nuevo, el fútbol de México fue el más fuerte dentro de la competición al quedar los cuatro representantes que se presentaron a la primera fase como líderes en sus respectivos grupos.

Los Monarcas de Morelia lo hicieron en el A, Santos Laguna en el B, los Pumas de la Unam en el C y en el D los actuales campeones del torneo, los Rayados de Monterrey.

El desempeño de los equipos mexicanos no ha sorprendido dado su habitual protagonismo en los torneos de la región, en tanto que los equipos de la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos (MLS).

La MLS tuvo cinco representantes en la fase de grupos y pasó a los cuartos de final con dos: el Galaxy de Los Ángeles y los Sounders de Seattle.

El Galaxy, actual líder de la MLS, logró su clasificación gracias a dos goles conseguidos por el delantero brasileño Juninho en los dos últimos partidos. Fue el último equipo en avanzar al quedar segundo en el Grupo A, donde el Morelia fue líder con 12 puntos, los mismos que el equipo angelino y que el Alajuelense.

El equipo costarricense fue el gran perjudicado al quedar eliminado pese a obtener los mismos 12 puntos de los clasificados.

Dentro de la llave B, Santos Laguna fue de principio a fin el líder indiscutible, donde el Isidro Metapán salvadoreño fue el único equipo centroamericano que pudo clasificarse. Dejó en el camino a los Rapids de Colorado, actuales campeones de la MLS.

Los Pumas de la Unam fueron de menos a más y al final quedaron líderes dentro del Grupo C, donde el Toronto ganó el duelo de equipos de la MLS al FC Dallas.

El triunfo del Toronto permitió al fútbol de Canadá seguir en la competición más importante de clubes dentro de la Concacaf.

Dentro del D tampoco hubo sorpresas con el liderato de los Rayados de Monterrey, campeones de la pasada edición del torneo, que también fueron de menos a más para al final imponerse dentro de un grupo donde la revelación fueron los Sounders de Seattle.

Los grandes derrotados fueron de nuevo los equipos centroamericanos. Apenas sigue en carrera el Isidro Metapán salvadoreño.

En el camino quedaron Alajuelense y el Herediano, de Costa Rica; el Motagua y el Real España hondureños; el Comunicaciones guatemalteco y el Tauro panameño.