El estadounidense Walton Eller fijó un récord panamericano al sumar 147 puntos en la clasificación del tiro dentro de la modalidad de doble fosa para hombres de los Juegos Panamericanos.

Con este registro Eller mejoró la marca de 138 puntos en poder de su compatriota Lance Bade desde Winnipeg 1999. La final se realizaba más tarde, en el Club Cinegético de Guadalajara.