El mexicano Sergio Pérez (Sauber), decimoséptimo en la parrilla de salida del Gran Premio de Corea de Fórmula Uno, afirmó hoy que en la carrera de mañana tendrá que elegir una estrategia agresiva.

"Para mí ha sido una mala sesión de clasificación. Este circuito es nuevo para mí y esta mañana fue la primera vez que pude rodar aquí en seco", dijo Pérez.

"No estoy contento con el equilibrio ni con los reglajes del coche. No me siento nada confiado dentro del coche. Vuelvo a salir muy retrasado así que habrá que elegir una estrategia agresiva", dijo el mexicano, que en Japón también empezó desde el puesto 17 y acabó en el octavo gracias a una táctica a sólo dos paradas.