La 95 edición del Giro de Italia, que se disputará del 5 al 27 de mayo de 2012, se presentará mañana en Milán con las novedades de tres etapas iniciales en Dinamarca y con un espectacular penúltima etapa con el Mortirolo y final en la cima del Stelvio, donde no se llegaba desde 1975.

Los detalles sobre las distintas etapas que conformarán la competición ciclista más importante de Italia serán desvelados mañana a las 15:05 hora local (13.05 GMT) en un acto en Milán, al que posiblemente acudirá el español Alberto Contador, vigente campeón de la carrera.

No está confirmado oficialmente, pero en los últimos días el portal web "Tuttosport" reveló que el Giro de 2012 contará con tres contrarreloj, una de ellas en la última jornada por las calles de Milan, y avanzó que las principales etapas de montaña se desarrollarán en el tramo final de la carrera italiana.

También se sabe que la carrera transalpina se iniciará el próximo 5 de mayo en Herning (Dinamarca) y sus primeros tres días se correrá en territorio danés.

En la última semana los corredores escalarán la cadena montañosa italiana de los Dolomitas, con varios finales en alto, como el de los puertos de Cortina, Vedelago y Alpe di Pampeago, previstos para los días 23, 24 y 25 de mayo.

No se subirá, sin embargo, el famoso volcán siciliano Etna, gran protagonista de la competición del año pasado, en la que muchas personalidades del mundo del ciclismo aseguraron que el recorrido era demasiado duro.

Los organizadores del Giro han desvelado solo el recorrido de la "etapa reina" de esta edición, que será la penúltima antes de llegar a Milán y decisiva para conseguir la "maglia" rosa.

La vigésima etapa comenzará en Caldes para después atravesar La Val di Sole y, superado el paso del Tonale, el de Aprica. Al término del descenso se recorre un anillo con la dura subida al puerto de Teglio da Bianzone (con pendientes hasta el 14%) para descender hasta Poggiridenti y regresar a Tirano.

La parte final inicia en Tovo di Santa Ágata y desde allí se comenzará a subir un recorrido inédito del Mortirolo (11,4 kilómetros al 10,4% de media, con máximas del 21%) y se llegará hasta 1.718 metros de altitud. Tras el descenso la carrera se encaminará hacia Grosio, seguida del paso por Bormio, donde se empezará a subir al Paso del Stelvio (22,4 kilómetros con un desnivel medio del 6,9% y 12% de máxima).

Solo tres veces en la historia del Giro se ha terminado una etapa en la cima del Stelvio y se recuerda la épica edición de 1965 cuando en medio de una nevada y solo gracias a voluntarios que quitaron la nieve de la carretera se logró terminar la etapa, que ganó Graziano Battistini, mientras los corredores se vieron obligados a bajar de la bicicleta ante la gran masa de nueve.

En 1972, fue el año del espectacular duelo entre los españoles Francisco Galdós y José Manuel Fuente, y que ganó este último. Aunque el primero, en 1975, pudo tomarse la revancha y ganó el "tappone" que terminaba en el Stelvio.

Otra de las etapas de la que se sabe el recorrido es la del 23 de mayo, cuando el Giro afrontará Falzes-Cortina, de 187 kilómetros, y cuatro dificultades montañosas, tres de primera categoría, y que se trata de la primera de las cuatro etapas de alta montaña que decidirán la "carrera rosa"

Como es tradición, Milán, será la encargada de poner punto y final al Giro de Italia de 2012, que en la pasada edición tuvo como ganador al tricampeón del Tour de Francia Contador, seguido de los italianos Michele Scarponi (Lampre) y Vincenzo Nibali (Liquigas).