El clima y la hora son algunas de las cuestiones que inquietan al cuerpo técnico de Argentina para el partido del 15 de noviembre contra Colombia por la cuarta jornada de las eliminatorias mundialistas.

Las condiciones de Barranquilla son muy parecidas a las de Puerto La Cruz donde los argentinos vivieron una fea experiencia y perdieron 1-0 ante Venezuela esta semana.

La elevada temperatura y la humedad los afectaron demasiado y no pudieron repetir el brillante desempeño del debut contra Chile al que aplastaron 4-1 en Buenos Aires.

La Federación Colombiana de fútbol escogió las 16.00 y la Asociación del Fútbol Argentino, AFA, procuraba las 19.00.

El estadio Roberto Meléndez — según la hora — se convierte en una 'caldera' y los argentinos ya estuvieron en ella en el pasado.

El preparador físico Pablo Blanco y Luis Castro, gerente de la AFA, se trasladaron de Puerto La Cruz a Barranquilla y soportaron los casi 40 grados centígrados cuando observaron el escenario.

"Las condiciones (en Barranquilla) no son las más agradables para jugar... en Puerto La Cruz actuamos a las ocho de la noche y en Barranquilla se habla de las cuatro de la tarde, ese es un gran cambio", anotó Blanco en charla con los medios.

Lionel Messi y su corte llegarán el 13 de noviembre, después de recibir a Bolivia y dos días antes del compromiso ante Colombia.

"Será complicado jugar en Barranquilla pero son condiciones que están puestas desde un principio y tenemos que aprender a vivir con ellas", concluyó Blanco el jueves por la tarde.

Los colombianos sortearon los desagradables efectos de los 3.650 metros de la altura de La Paz y alcanzaron una agónica victoria 2-1.

El optimismo se disparó a tal nivel que el estratega Leonel Alvarez habla de terminar el año con el bolsillo 'pesado', con nueve puntos.

Radamel Falcao y compañía se pondrán a las órdenes de Alvarez el 6 de noviembre, el 11 recibirán a Venezuela y después a Argentina.