La Federación de Fútbol de Armenia (FFA) recurrió la decisión del Árbitro español Eduardo Iturralde González de expulsar con tarjeta roja a su portero Román Berezovski por una mano fuera del área que no fue, informó el presidente de la FFA, Rubén Airapetián.

"En lo que se refiere al árbitro ya hemos recurrido sus decisiones, pero me interesa poco los castigos de ese ignorante. Me interesa más la anulación de la tarjeta roja a Berezovski", escribió en su página de la red social Facebook el dirigente de la Federación armenia.

Airapetián desmintió la información aparecida en los medios locales armenios, que apuntaba a la posibilidad de que el partido fuera amañado por la UEFA.

"Créanme, no pudo haber encargo de este tipo por parte de la UEFA. Michel Platini no es la clase de persona que se permitiría esa clase de comportamiento", subrayó.

La selección de Armenia salió derrotada el pasado martes en el decisivo partido ante Irlanda (2-1), en una polémica derrota que tuvo al colegiado español como protagonista y que supuso su ausencia de la Eurocopa 2012.

Como se pudo ver en las repeticiones, Berezovski salió de su área con las manos en alto, pero sólo tocó el balón con el pecho, cuando el delantero irlandés que le encaró sí utilizó los brazos para controlar la pelota.

Así lo reconoció después del encuentro el propio jugador irlandés afectado, Simon Cox, que en declaraciones a la BBC dijo que el balón tocó en su mano, mientras que el portero armenio no cometió ninguna falta.

La expulsión del portero le costó muy caro a Armenia, que encajó un gol en propia puerta al final de la primera parte y otro en la segunda. Aunque acortó distancias, no pudo lograr la victoria que necesitaba para clasificarse para la repesca.

Los armenios, que habían ganado hasta ayer cinco partidos de nueve disputados, aspiraban a clasificarse para un torneo de naciones por vez primera en su historia.