El tenista español Rafael Nadal, que perdió hoy ante Andy Murray en la final del torneo de Tokio, aseguró a Efe que solo le queda felicitar al escocés, que jugó un partido "muy impresionante" y en el que "poca gente le habría ganado".

Tras ser arrollado por el número cuatro del mundo en tres sets, 3-6, 6-2 y 6-0, Nadal afirmó que, tras la contundente derrota, solo le queda "felicitar a Murray porque hoy ha jugado a un nivel que no diría inalcanzable, pero sí muy complicado de llegar".

Pese a no poder revalidar su título en Tokio, el jugador balear se mostró ilusionado con vistas a los próximos compromisos. "Llevo un año muy bueno y no necesito recuperar confianza, la confianza está ahí y solo Djokovic lo lleva mejor que yo", dijo.

"Estoy contento con lo que estoy haciendo", detalló a Efe al término de la rueda de prensa posterior al partido. "Lo único que puedo es seguir con ilusión, ya que creo que estoy haciéndolo bien", añadió.

El alto nivel mostrado por Murray, que remontó el primer set y por momentos jugó un tenis casi perfecto, no fue una sorpresa para Nadal, que asume que el torneo ha sido "igual de complicado que siempre, unas veces ganan unos y otras veces otros".

"Van pasando los años y sigo ahí, prácticamente en las mismas posiciones que estaba en 2005 y 2006, con lo que no creo que sea cuestión de decir que está más o menos complicado, sobre todo teniendo en cuenta que este año es el que más finales he disputado", comentó.

Nadal, que disputará desde la próxima semana el Abierto de Shanghái, reconoció: "Es verdad que es el año que he ganado menos", al haber vencido tres finales, "el circuito continúa y lo importante es que al final termina ganando el que es más regular".

"Yo lo estoy consiguiendo, hay que seguir por el mismo camino ya que simplemente por puro descarte la victoria va a llegar", concluyó.

Por su parte, Murray afirmó haber disputado su mejor partido contra Nadal. "He jugado algunos otros buenos partidos contra él, pero éste ha sido consistente, no he cometido demasiados errores y he jugado bien en los momentos importantes", opinó.

El escocés destacó que en esta ocasión, durante la tercera manga, en la que venció por 6-0 al balear, hizo "uno de los mejores tenis" que ha jugado nunca.

De cara al futuro Murray se mostró ilusionado por intentar luchar por ser tercero del mundo a final de año: "No se trata de mi principal objetivo, pero voy a seguir intentando ganar y mejorar", declaró.