El recibidor abierto de los Texans de Houston, Andre Johnson, podría estar de regreso en el campo de juego dentro de dos semanas si tiene la recuperación que espera el equipo médico que le realizó la intervención quirúrgica en el tendón.

Aunque el equipo llegó a pensar que Johnson estaría cerca de ver concluida la temporada, la cirugía que le compuso los isquiotibiales derechos y el tendón sujeto a ellos y además removió tejido cicatrizado para acelerar el proceso de recuperación, resultó un éxito.

Johnson declaró que volverá al emparrillado en "un par de semanas, sólo tengo que esperar algunos días para que me quiten los puntos y una vez que lo hagan, me prepararé para estar en mi mejor condición nuevamente".

El receptor se perderá el partido de la quinta semana ante los Raiders de Oakland y el de la sexta, contra los Ravens de Baltimore.

Johnson destacó que "de todas las intervenciones de mi vida, esta es en la que mejor me he sentido, y ya no puedo esperar a que me quiten los puntos para salir y comenzar la recuperación".