El duelo entre los dos mejores equipos de la División Central de la Liga Nacional volverá a tener una nueva revancha cuando ambos se enfrenten a partir de mañana, domingo, en el primer partido de la Serie de Campeonato.

El duelo será una extensión de la continúa batalla que a través de toda la temporada han protagonizado, los Cerveceros contra los Cardenales, que perdieron el título de división, pero consiguieron llegar a la fase final como ganadores del comodín y dar la gran sorpresa de eliminar a los Filis de Filadelfia en la primer ronda.

La serie al mejor de siete dará comienzo el domingo en el campo de los Cerveceros, el "Miller Park", donde el equipo de Milwaukee se hizo casi invencible.

Al final los campeones Cerveceros superaron con seis juegos de ventaja a los Cardenales, que, sin embargo, tuvieron un mes de septiembre de ensueño y unido al hundimiento de los Bravos de Atlanta les permitió tener ahora la oportunidad de luchar por el banderín de la Liga Nacional.

Para el primero de la serie, los Cerveceros mandarán a la lomita a su abridor derecho Zack Greinke, mientras que los Cardenales abrirán serie con el mexicano zurdo Jaime García.

En temporada regular, García tuvo registro de 13-7 con 3,56 de promedio de efectividad, y contra los Cerveceros tuvo dos inicios, y consiguió registro de 1-0 con 1,93 de carreras limpias permitidas.

Aunque la novena de San Luis pretende reforzar aún más su rotación, y para el efecto, tanto el piloto del equipo, Tony La Russa, como el entrenador de lanzadores, Dave Duncan, pretenden usar a su estelar Chris Carpenter, que con un descanso de sólo tres días blanqueó 1-0 a los Filis para llevar a la novena de San Luis a la final de liga.

Ambos coincidieron en que deberán llevar a la lomita a Carpenter lo más seguido posible durante la fase final después de la exhibición de poder que dio ante los Filis al trabajar partido completo sin permitir anotación y sólo tres imparables.

Además de que el pitcheo será clave en el primer juego, los Cardenales tratarán de respaldarse en su capacidad productora de carreras, que en temporada regular les dio 762 anotaciones, a diferencia de los Cerveceros, que llegaron a 721, aunque éstos fueron primeros en la Nacional en cuadrangulares conectados, con 185.

Será una serie en la que ambos equipos tratarán de sacar el mejor provecho de sus estrellas, tal como sucedió en sus respectivas series de división.

Los Cerveceros tuvieron al guardabosques Ryan Braun con registro de 9 de 18 (.500) con cuatro dobles, cinco carreras anotadas, un jonrón y cuatro remolcadas como su líder de la ofensiva.

Mientras que los Cardenales contaron con el primera base dominicano Albert Pujols, que pegó 7 de 20 (.350) con tres dobles y volverá a ser el referente en el bateo del equipo de San Luis.

La novena de Milwaukee sacará provecho del diestro Greinke, que se encuentra ya en el campeonato de liga por primera vez en su carrera de ocho años.

En temporada regular Greinke tuvo registro de 16-6 con 3,83 de promedio de efectividad en 28 aperturas, entre ellas 2-1 contra los Cardenales y 3,15 de carreras limpias permitidas.

Aunque la diferencia de seis juegos con que aventajaron los Cerveceros a los Cardenales podría parecer demasiada, los números son engañosos porque ambos equipos tuvieron marca de 9-9 en duelos celebrados entre sí en toda la temporada.

Los Cerveceros podrían tener ventaja que abren serie en su campo, en donde en la campaña regular fueron los mejores de la toda la liga, al tener números como local de 57-24 en el "Miller Park".

Pero la remontada que los Cardenales iniciaron en el último mes de temporada regular, y que la siguen extendiendo, podría detener la racha triunfal de los Cerveceros en su campo.

El juego iniciará a las 4:05 hora del Este (20:05 gmt), en Milwaukee.