La igualdad en la competición de las series de división de la Liga Americana y de la Nacional que se disputan al mejor de cinco partidos han hecho que tres de las cuatro eliminatorias se vayan a decidir en el último y decisivo juego, lo que supone un nuevo récord en la historia del béisbol profesional.

Por primera vez desde que se implementó el sistema de las eliminatorias de división, de campeonato y la Serie Mundial en 1995, se realizarán 19 de 20 posibles partidos en la inicial.

"Las Grandes Ligas continúan construyendo sobre la base de una increíble temporada regular, con cuatro Series Divisionales que han brindado muchos momentos inolvidables", declaró el comisionado, Bud Selig.

El máximo directivo del béisbol profesional de las Grandes Ligas reiteró que la competitividad era la más clara demostración de todos los progresos que se han hecho dentro del deporte pasatiempo nacional.

"Nuestro deporte nunca había estado tan evidente como ahora y todos nos unimos a los aficionados en las emociones que se están viviendo con la llegada de la primera ronda de la fase final", señaló Selig.

Al irse tres series de división al máximo de cinco partidos -- Tigres-Yanquis (3-2), Cardenales-Filis (2-2) y Cascabeles- Cerveceros (2-2)-- más el choque de cuatro juegos entre los Vigilantes de Texas y los Rays de Tampa Bay (3-1), se suman 19 juegos, sólo uno menos de la mayor cantidad posible.

El veterano piloto de los Tigres, Jim Leyland, le hizo eco a lo expresado por Selig y al concluir la serie, que su equipo ganó a los Yanquis, estuvo de acuerdo con lo dicho por el comisionado del béisbol profesional.

"Creo que ha sido grandioso para el béisbol", declaró Leyland. "Tres de las cuatro series a cinco juegos, pues es un gran tónico para las Grandes Ligas. El Comisionado tiene que estar contento."

Esta ronda de series reñidas ha venido después de un último día inolvidable de la temporada regular el 28 de septiembre, cuando fueron eliminados de manera dramática los Medias Rojas de Boston y los Bravos de Atlanta, abriéndoles espacio a los Rays y Cardenales.

"Creo que eso demuestra que hay muchos buenos equipos", señaló Leyland. "Si eres fanático del béisbol, esto es un deleite de televisión".