El centrocampista de la selección colombiana James Rodríguez aseguró hoy que no le teme a los 3.650 metros de altitud de La Paz para enfrentar a Bolivia el 11 de octubre por las eliminatorias suramericanas al Mundial Brasil 2014.

"Sabemos de la altura de La Paz, pero para eso estamos trabajando, para llegar de la mejor manera. Me imagino ganando para poder clasificar al Mundial de Brasil", comentó a los periodistas tras el cuarto día de entrenamientos del equipo

"Todos tenemos que tener una idea clara de juego, porque la calidad de jugadores está. Lo que tenemos que hacer es tener el balón en La Paz, eso va a ser muy importante para hacer un partido inteligente", agregó.

Rodríguez, el más joven del equipo colombiano, con 20 años de edad, y quien fue la figura del seleccionado de su categoría en el pasado Mundial sub'20 que se llevó a cabo en Colombia, expresó su orgullo de compartir con jugadores más experimentados.

"Me llena de mucho orgullo estar en una selección de mayores y espero aprovecharla bien. Igual me siento como uno más, porque aunque hay jugadores grandes, todos somos iguales", acotó el exjugador del Envigado colombiano y el Banfield argentino.

Sobre su llamado al seleccionado mayor, el mediocampista afirmó que lo esperaba, dado su buen nivel en el Oporto portugués.

"Estaba esperando el llamado del técnico Leonel Álvarez, sabía que estaba haciendo las cosas bien. Creo que no fue sorpresa para mí".

"En el Oporto estoy pasando por un muy buen momento. Aparte de estar haciendo goles, estoy jugando bien, que es lo más importante", dijo.

Rodríguez no dejó pasar desapercibida la buena relación que tiene con su excompañero del Oporto Radamel Falcao García, quien ahora milita en el Atlético de Madrid español.

"Con Falcao hablo mucho, tengo una muy buena relación con él, y espero que en la selección pueda andar muy bien.