El futbolista uruguayo Diego Forlán, exdelantero del Atlético de Madrid español, recibió hoy en Montevideo la Cruz de Oficial de la Orden de Isabel la Católica otorgada por el Rey Juan Carlos I de España por su papel en el fomento de la amistad y el entendimiento hispano uruguayo.

En un acto que tuvo lugar en la sede de la Embajada de España en Montevideo y que contó con la presencia de destacados políticos, miembros del Gobierno uruguayo, representantes de clubes de fútbol y numerosos periodistas, Forlán recibió la medalla de manos de la embajadora Aurora Díaz Rato, quien consideró al deportista "más que merecedor" de la distinción.

"Creo que pocas veces la entrega de esta medalla ha sido tan oportuna y acertada", dijo la diplomática al explicar los motivos por los que se distingue al delantero, hoy en el Inter italiano, elegido en 2010 mejor jugador del Mundial de Sudáfrica y ganador de la Liga Europa con el Atlético de Madrid en 2009.

Según explicó la embajadora, esta distinción fue creada en 1815 por Fernando VII, "un rey que compartían" españoles y americanos en aquella época, para premiar la lealtad y los méritos de españoles y extranjeros.

"Vivimos en un mundo en el que afortunadamente después de dos siglos hemos decidido dirimir nuestros conflictos no en el campo de batalla sino en el campo de juego y las naciones afirman su identidad y prestigio deportivamente, y es allí donde el fútbol juega un papel fundamental tanto en Uruguay como en España", razonó Díaz Rato.

Forlán, que estuvo acompañado por su familia, se mostró orgulloso de recibir la distinción de un país "tan hermoso y que me ha dado tanto como España" y en el que muchos uruguayos, como él, tienen ascendencia directa.

"Me gustaría decir lo que significa España: un país que disfruté, quiero mucho a los equipos en los que estuve y al que siempre volvemos. Ojalá mañana volvamos a estar por allí y le pueda agradecer a todos por esta medalla", dijo el jugador.

La Orden de Isabel la Católica reconoce según sus estatutos "aquellos comportamientos extraordinarios de carácter civil, realizados por personas españolas y extranjeras, que redunden en beneficio de la nación o contribuyan, de modo relevante, a favorecer las relaciones de amistad y cooperación de la nación española con el resto de la comunidad internacional".