El delantero colombiano del Jaguares de Chiapas mexicano Jackson Martínez aseguró hoy que mientras Colombia tenga el balón se puede hacer un buen fútbol frente a Bolivia el próximo 11 de octubre, por la segunda jornada de las eliminatorias al Mundial de Brasil 2014.

"Del tema de la altura (sic) de Bolivia se habla mucho, pero creo que podemos hacer un buen fútbol, siempre y cuando tengamos el control de la pelota, porque si la perdemos va a ser muy difícil para nosotros, ante un rival que estará de local y que también tiene aspiraciones de ir al Mundial", señaló Martínez a los periodistas antes del primer entrenamiento de la selección colombiana en Bogotá.

Al referirse al proceso que inicia el grupo con Leonel Álvarez a la cabeza, Martínez manifestó que es como si se siguiera trabajando con Hernán Darío Gómez.

"No creo que el proceso cambie mucho con el técnico Leonel Álvarez, sabemos el trabajo que él va a exigir y lo que él quiere, que es lo mismo que quería el 'Bolillo' Gómez, entonces el que esté Leonel acá es como si el 'Bolillo' estuviera con nosotros también", aseguró.

El delantero, quien también militó en el Independiente Medellín de su país, dijo además que se siente muy bien físicamente y que es bueno contar con jugadores como Falcao García y Teófilo Gutiérrez, entre otros, para hacer buenas sociedades.

"Estoy muy bien, me siento perfecto y contento, esperando dar el máximo de parte mía para estar al servicio de la selección", apuntó.

"Además, es muy bueno tener compañeros como Falcao García o Teófilo Gutiérrez, porque es fundamental el complementarse y tratar de buscar sociedades, que es lo que el profesor Álvarez está buscando", dijo.

Martínez manifestó también que hay buena confianza en el grupo con miras a Brasil 2014.

"La confianza es grande y va a seguir creciendo a medida que se nos den los resultados, hemos pasado momentos difíciles, pruebas duras, y hemos salido de ellas, ahora tenemos una prueba más grande y esperemos cumplir este reto de una manera positiva", afirmó.

Por su parte, el centrocampista del Hércules español Abel Aguilar no le dio mayor importancia al tema de la altitud, sino al trabajo del grupo, aunque reconoció que hay que tener un poco de cuidado.

"Ya he tenido la oportunidad de Jugar en La Paz, y seguramente hay que tener un poco de cuidado con el tema altura, pero inicialmente pensaremos más en nuestro trabajo y en lo que puede hacer el equipo", comentó.

"La clave es que el equipo esté compacto, que se haga un trabajo de dosificar, ni salir a buscar el partido, ni meternos atrás, simplemente tener claro lo que se va a hacer, pero con mucha tranquilidad, para que los 90 minutos no se hagan eternos", dijo.

Aguilar reconoció además la importancia de impedir los tiros con pelota quieta de los bolivianos.

"La pelota quieta en La Paz es ventaja para ellos porque la manejan muy bien, igual que la media distancia, por eso habrá que trabajar un poco en eso también, y en cubrir los espacios, por eso es fundamental el trabajo colectivo, y para eso tenemos que estar muy unidos", enfatizó.