El púgil nicaragüense Román "Chocolatito" González dejó fuera de combate en el segundo asalto al al mexicano Omar Lobito Soto para retener el título del peso minimosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

El combate celebrado en el Hotel MGM Grand, de Las Vegas (Nevada), estuvo siempre en control de González, que desde que sonó la campaña colocó los mejores golpes al cuerpo y cabeza del aspirante mexicano.

González iba a definir la pelea cuando conectó un potente derechazo al rostro y una izquierda fulminante a la cabeza de Soto, que cayó fulminado a la lona cuando a penas se llevaban 36 segundos de iniciado el segundo asalto, de la pelea programa a 12.

Soto no hizo intento de ponerse en pie al comprobar que de hacerlo hubiese recibido un castigo innecesario ante la superioridad manifiesta del campeón nicaragüense, que es sin discusión uno de los mejores púgiles del mundo dentro del los pesos pequeños.

El primer asalto fue intenso, porque Soto salió decidido a fajarse de tú a tú con el "Chocolatito" González, que le iba a responder de la misma manera para colocarle los mejores golpes y los que hicieron más daño.

En el segundo, Soto quiso mantener su valentía, pero no pudo hacerlo por mucho tiempo, víctima de la potencia de los golpes del púgil nicaragüense, que defendió por tercera vez su corona minimosca de la AMB, en su debut en los cuadriláteros de Estados Unidos.

La victoria permitió a González, de 24 años, mantenerse invicto y mejorar su récord a 30-0, con 25 nocáuts, mientras Soto bajó a 22-8-2, con 15 triunfos por la vía rápida.