Un juez permitió que procediera en forma limitada una demanda contra los dueños de los Mets de Nueva York, interpuesta por el fiduciario que trata de recuperar dinero para los inversionistas que sufrieron pérdidas por el fraude del financista Bernard Madoff, quien se encuentra preso.

El juez federal de distrito Jed Rakoff dijo el martes que la demanda presentada por el fiduciario Irving Picard puede buscar la recuperación de hasta 295 millones de dólares en ganancias que se pagaron a los dueños de los Mets durante el fraude, que abarcó varias décadas.

Sin embargo, consideró que Picard obtendría esa suma sólo en caso de que se comprobara que los dueños de los Mets "se hicieron de la vista gorda intencionalmente" respecto del fraude.

Rakoff dijo que, en caso contrario, el reclamo de Picard se limitaría a 83,3 millones de dólares, las ganancias ficticias acumuladas por los propietarios de los Mets en los dos años anteriores al descubrimiento del fraude.