El hundimiento deportivo de los Medias Rojas de Boston siguió una jornada más en el béisbol de las Grandes Ligas y esta vez teniendo en el montículo al abridor estelar Josh Beckett que fue superado por el bateo oportuno de los Orioles de Baltimore y vencieron 6-3 a su equipo.

Los Medias Rojas tampoco pudieron encontrar la manera de volver a ser el equipo que luchaba por el título de la División Este de la Liga Americana al comienzo del mes de septiembre y ahora sólo tienen dos juegos más para evitar quedar eliminados de la fase final.

La derrota los dejó empatados con los Rays de Tampa Bay que ganaron por 5-2 a los Yanquis de Nueva York para conseguir su tercera victoria consecutiva.

Mientras que para los Medias Rojas, la derrota fue la decimoséptima en los últimos 22 partidos que han disputado desde el 4 de septiembre, cuando tenían nueve juegos de ventaja sobre los Rays.

El marcador señalaba un empate a 2-2 en la sexta entrada y Beckett no pudo mantener a su equipo en el partido al permitir racimo de cuatro carreras.

Beckett (13-7) cargó con la derrota después de ver como el bateo oportuno encabezado por el designado dominicano Vladimir Guerrero se iba a convertir no sólo en su verdugo sino también hizo historia al ser el pelotero quisqueyano que más carreras ha producido en las Grandes Ligas.

El sencillo que Guerrero dio en el sexto episodio ante los lanzamientos de Beckett lo dejó como líder entre los peloteros dominicano en Grandes Ligas al llegar a los 2.587 imparables, uno más que el ya retirado Julio Franco.

La victoria iba a ser para el relevista Troy Patton (2-1), que lanzó una entrada y dos tercios perfectas para sacar un ponche.